Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - Torneos - Liga EBA

NCS Alcobendas-Baloncesto Alcalá, final del Torneo de Liga EBA



Un clásico del torneo (ocho finales en doce años) contra el anfitrión, el equipo más ofensivo en lo que va de torneo. NCS Alcobendas y Baloncesto Alcalá disputarán este domingo (Espartales, 18:00 h.) la gran final del XII Torneo de Liga EBA de la FBM. En la primera semifinal, los alcobendenses se escaparon enseguida en el marcador ante el Movistar Estudiantes y conservaron su renta hasta el definitivo 97-79. Al Baloncesto Alcalá le costó más superar a un Estudio que se mantuvo cerca hasta el último cuarto, cuando llegó el estirón definitivo.


Todos los partidos del XII Torneo de Liga EBA Memorial Juan Martín Caño


Plantillas de los equipos / Galería de fotos del torneo



SEMIFINALES

Sábado 11 de septiembre


NCS Alcobendas 97 (32+21+22+22): Jorge Tejera (33), Guillermo Garrido (6), Eduardo Martínez (14), Guillermo Campos (4), Alberto de la Torre (17) -cinco inicial- Sdenry González (3), Ignacio Díaz, Sergio Gutiérrez (5), Iago Ibáñez (13), Javier Díaz (2), Guillermo Ordás y Alexandro Fortes.


Movistar Estudiantes 79 (18+33+23+23): Héctor Figueroa (12), Pablo Orenga (13), Marco Echeverría (7), Michael Drame (19), Alejandro Montero (8) -cinco inicial- Jesús Vilasánchez, Lucas Giovanetti (5), Santiago Trouet (10), Luis Alonso (1), Bernardo Moel, Alejandro Álvarez y Adrián Pérez (4).

Árbitros: Chacón y Pineros.


Partido completo (YouTube FBM)

Estadísticas (NBN23)


Alcobendas y Estudiantes volvían a enfrentarse tras su duelo de la fase de grupos, esta vez con una plaza para la final sobre la mesa. El 78-75 de ese primer enfrentamiento a favor de los colegiales indicaba máxima gualdad. Marco Echeverría volvó hacia el aro para anotar los primeros puntos del Estu, que tuvieron inmediata respuesta de la mano de Jorge Tejera. Los colegiales intentaban aprovechar su velocidad, pero enfrente estaba un Alcobendas que mezclaba la experiencia de Tejera y Alberto de la Torre, entre otros, con la juventud de Guillermo Campos y Guillemo Garrido. Los del norte de la Comunidad cobraron una ligera ventaja (10-6 a 6:06). Cuando Tejera hizo el 14-6 culminando un contragolpe de manual, Sergio Jiménez paró el crono para evitar que su rival se escapara. Una inmediata canasta de Michael Drame inició la recuperación pero solo por unos instantes, porque el Alcobendas retomó enseguida el mando del encuentro para cerrar el primer cuarto con un claro 32-18.


Pese a los intentos del Estudiantes, el Alcobendas mostraba una enorme efectividad. El mate de Tejera (36-18 a 7:50) fue la mejor prueba... y el 40-18, poco después, también fue obra suya. Con Tejera al frente (22 puntos a esas alturas del partido), el Alcobendas amplió la brecha aún más con un parcial de salida de 8-0. Lucas Giovanetti puso un breve paréntesis y el Estudiantes esbozó una ligera recuperación en los últimos minutos, pero el dominio alcobendense se reflejó en el 53-33 del descanso. Veinte puntos de margen que ya apenas se moverían en el resto del partido.

El Estu aún no daba el encuentro por perdido y el 0-4 nada más comenzar la segunda mitad provocó el tiempo muerto de José Antonio Ramírez. Los colegiales apretaban en defensa con robos para salir en velocidad. Así el parcial creció en dos puntos más antes de que Alberto de la Torre apareciera bajo el aro. El Estudiantes mostraba otra cara. Héctor Figueroa ponía la velocidad y Michael Drame intentaba romper la defensa apareciendo desde todas las posiciones. Eso sí, el Alcobendas se mantenía firme y, mediado el tercer cuarto, casi nada había cambiado (60-43), Aunque un 2+1 de Drame (el 63-48) demostró que aún quedaba partido, el tercer periodo se cerró con un triple de Iago Ibáñez, el 75-56. En el último, los colegiales continuaron apretando en busca del milagro. Figueroa voló hacia el aro (77-60) y Santiago Trouet acercó aún más a su equipo... Hasta que apareció Alberto de la Torre para dejar las cosas en su sitio. De nuevo en +20 (82-62) y con seis minutos por delante, el partido ya estaba en manos del Alcobendas, que disputará su octava final en las doce ediciones del torneo.



Estudio 64 (14+18+17+15):  Sergio Larragueta, Dragos Stan (15), Pablo Giménez (11), Jehycob Martínez (7), Marcos Hermoso (9) -cinco inicial- Jorge Garzón, Mateo Laguna (9), Joan Trujillo (2) Pablo Serrano (5), Pep Mansilla (6) y Nicolás Gutiérrez.


Baloncesto Alcalá 81 (18+24+13+26): Carlos Unanue (24), Óscar Méndez (2), Daniel de la Cruz (9), Carlos García (3), Sergio Rodríguez (10) -cinco inicial-  Daniel Martínez, Adrián Díez, Ignacio González (8), Álvaro Biersack (13), Pablo López (5), Daniel Manzanero (2) y Cristóbal Navajas (5).
 
Árbitros: Béjar y Potcoava.


Partido completo (YouTube FBM)

Estadísticas (NBN23)


La segunda semifinal enfrentaba a un Baloncesto Alcalá que había impresionado en la primera fase, en especial en su primer partido, con un Estudio que llegaba con muchas bajas (solo diez jugadores convocados). En los complutenses faltaba su entrenador, Ángel Díaz, por su reciente paternidad y José Luis Cobo tomaban los mandos. Aunque los pronósticos apuntaban al Baloncesto Alcalá, el encuentro comenzó con un 4-0 para un Estudio tan atrevido como siempre y que contaba en la pintura con la fuerza de Dragos Stan. El duelo tardó poco en equilibrarse (8-8, 10-10...) con los dos equipos corriendo de costa a costa. Tal para cual. Marcos Hermoso adelantó al Estudio y el triple de Sergio Rodríguez al Baloncesto Alcalá. Ese triple marcó el inicio de una ligera escapada de los complutenses, que cerraron el primer cuarto con 14-18.

Las mínimas distancias se mantuvieron al comienzo del segundo (17-20 a 8:04). Los anfitriones no conseguían escaparse de un Estudio siempre incómodo. Cristóbal Navajas lo intentó volando hacia el aro, pero fue el triple de Pablo López el que lanzó a su equipo hasta 20-27. Los complutenses tenían que recurrir más que nunca a los tiros lejanos (una de sus armas habituales), ya que por dentro era muy difícil superar a Dragos Stan. Así, a base de triples, llegaron al 22-30. El Estudio respondió igual, con el triple de Jehycob Martínez, pero el bombardeo continuó. El de Carlos Unanue significó el 29-40 y el encuentro llegó al descanso con 32-42.

Daniel de la Cruz aumentó la renta nada más empezar la segunda mitad, pero el Estudio respondió con un 0-4. Los de Aravaca no se rendían y querían dar más vida a un duelo que mantenía la intensidad. Por su parte, el Baloncesto Alcalá seguía a lo suyo, a los triples... El de Navajas fijó el 36-47 pero el Estudio no tardó en ponerse a rebufo (40-47, 45-49...). Incluso se colocó a dos puntos (47-49) antes del estirón del Baloncesto Alcalá, que le dio seis de ventaja a descanso: 49-55. Seis puntos que pronto fueron diez. Pese al pobre porcentaje de acierto  hasta ese momento (7 de 33 triples), los complutenses mantenían las distancias en el entorno de los diez puntos gracias a su dominio del rebote defensivo. El Estudio apretó el ritmo tras el tiempo muerto de Nicolás Fernández de Córdoba, pero Unanue frenó la ofensiva con un triple y, al mismo tiempo, abrió la veda. Otros tres triples seguidos del Baloncesto Alcalá inclinaron por fin el partido y metieron a los anfitriones en la gran final del domingo.

Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: