Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - Torneos - Liga EBA

El Torneo de Liga EBA ya tiene semifinales



NCS Alcobendas-Movistar Estudiantes y Estudio-Baloncesto Alcalá. Estas serán las semifinales del XII Torneo de Liga EBA Memorial Juan Martín Caño. La última jornada de la fase de grupos se saldó con las victorias del Fuenlabrada, que no valió para meterse entre los mejores; el Estudiantes, que tuvo que esperar hasta el final para saber que repetirá enfrentamiento con el Alcobendas, y el anfitrión Baloncesto Alcalá, que dictó sentencia. El próximo fin de semana seguirá la fiesta en Espartales.


Todos los partidos del XII Torneo de Liga EBA Memorial Juan Martín Caño


Plantillas de los equipos / Galería de fotos del torneo



3ª JORNADA

Domingo 5 de septiembre


CB Fuenlabrada 73 (12+20+18+23):  Matija Samar (2), Jorge Oliva (2), Juan Fernández (25), Jorge Viejo (17), Malique Lewis (10) -cinco inicial- Bassala Bagayoko (13), Álvaro Lobo (2), Álvaro Jiménez (3), Adrián Marchal, Diego Rueda, José Luis Ayala y Adama Traoré (4).

Majadahonda 71 (18+19+17+17): Juan David Zúñiga (4), Miguel González (7), Alejandro Herreros (12), Pablo Domínguez (3), Dani Busto (3) -cinco inicial- Carlos Barros (6), José María Fernández (1), Pablo Poyatos (10), Raúl Pérez (15), José Tomás Ginés, Daniel Herreros (4) y Daniel Arranz (6).

Árbitros: Ontescos y Oliva.

Estadísticas en la app SWISH (NBN23)


Fuenlabrada y Majadahonda se jugaban el segundo puesto del grupo B (y la posibilidad de llegar a semifinales) en un duelo entre dos equipos muy distintos. Más joven (aunque con toques de veteranía) el Fuenla; más experimentado y homogéneo el Majadahonda. Los majariegos aprovecharon su oficio para empezar por delante... y además tenían a Álex Herreros, que firmó el 0-5 desde larga distancia. Tras el tiempo muerto de José Luis Pichel, el Fuenlabrada no tardo en reaccionar y el partido en igualarse, aunque la solidez del Majadahonda le valió para apuntarse el primer cuarto por 12-18.


Al comienzo del segundo, los majariegos mantuvieron las distancias (14-21) asentados en una firme defensa que obligaba a su rival a tiros muy forzados. Un triple del especialista Jorge Viejo permitió acercarse al Fuenlabrada, la asistencia de Bassala Bagayoko a Viejo llevó al 25-27 y, de nuevo, el alero firmó el 27-27 a la carrera. Sin embargo, el Majadahonda no tardó en cobrar ventaja de nuevo, y cuando Malique Lewis recortó con un 2+1, Álex Herreros repitió la jugada en el aro contrario (aunque falló el adicional). Al descanso, 32-37. La segunda mitad trajo una nueva reacción del Fuenlabrada y nuevas tablas en el marcador (46-46 a 2:59). Álex Herreros se inventó una canasta imposible para deshacerlo. Pese a la insistencia del Fuenla, el Majadahonda se mantenía firme y llegó al último cuarto con 50-54.

El partido seguía en un pañuelo y los primeros minutos del último periodo lo confirmaron, con problemas para anotar en los dos equipos. Jorge Viejo rompió la sequía con un triple que dejó a su equipo a uno y Dani Busto le imitó en el aro contrario para dejar las cosas como estaban. El pulso ganaba en intensidad con el paso de los minutos, aunque siempre con el Majadahonda un paso por delante (56-60 a 6:27). Hasta que el mate de Bagayoko alimentó el suspense y el triple de Juan Fernández lo aumentó: 69-69 a dos minutos para el final. El argentino, que terminó con 25 puntos, prolongó la racha con otro triple que puso al Fuenlabrada por delante en el sprint final. Una remontada suficiente para llevarse el partido.


Movistar Estudiantes 78 (15+17+24+22): Héctor Figueroa (20), Pablo Orenga (11), Marco Echeverría (4), Michael Drame (26), Alejandro Montero (8) -cinco inicial- Manuel Gómez, Santiago Trouet, Luis Alonso (1), Bernardo Moel, Áxel Ugurtas y Adrián Pérez (8).
 
NCS Alcobendas 75 (22+9+24+20): Guillermo Garrido (10), Eduardo Martínez (9), Javier Díaz (2), Antonio Marín (2), Alberto de la Torre (17) -cinco inicial- Jorge Tejera (16), Sdenry González (1), Guillermo Campos (3), Pablo Ballespín, Iago Ibáñez (5), Guillermo Ordás y Alexandro Fortes (19).
 
Árbitros: Jano y Cardós

Estadísticas en la app SWISH (NBN23)


El segundo partido de la jornada arrancó con un triple de Eduardo Martínez para un Alcobendas que partía como teórico favorito tras su +22 de la primera jornada sobre el Pozuelo, pero la reacción del joven Estudiantes (un equipo destinado a crecer) llegó enseguida. Primero con un triple de Héctor Figueroa y después con el 5-3, de Pablo Orenga. Rotas las cadenas, los dos equipos se dedicaron a mirar al aro con acciones como el mate de Javier Díaz. Al Estudiantes le costaba más superar el entramado defensivo de su rival, pero lo lograba a base de atrevimiento. Un claro ejemolo fue el triple de Alejandro Montero, que dejó a su equipo a uno (15-16), aunque el de Alberto de la Torre, sobre la bocina, fijó el 15-22 del primer cuarto.


Un triple de Adrián Pérez y un 2+1 (con mate) de Pablo Orenga demostraron que el Estudiantes tenía mucho que decir. Los jóvenes colegiales se pusieron a uno (21-22) antes de que Jorge Tejera defendiera la ventaja de su equipo.Todo ello dentro de un ritmo muy alto. La pausa solo llegó con el tiempo muerto del Alcobendas, que no conseguía escaparse. De hecho, a 5:20 para el descanso, el marcador estaba en tablas: 24-24. Era un encuentro de rachas, que ninguno de los dos equipos conseguía romper. El Alcobendas lo intento, pero el Estu volvió a acercarse (30-31 a 1:33) e incluso a adelantarse con la penetración de Michael Drame que valió el 32-31 del descanso.

La segunda mitad comenzó con un 0-4 para el Alcobendas, pero el Estu no tardó en apretar de nuevo el marcador. Con sus imprecisiones, propias de la pretemporada, el encuentro mantenía la intensidad y, sobre todo, la incertidumbre. Héctor Figueroa hizo el 37-37 a los tres minutos de juego, y abrió una racha de su equipo que, bajo su timón, llevó al +7 (46-39). Fue solo un paréntesis porque el encuentro no tardó en volver  a su igualdad habitual. Con una combinación de veteranía y juventud (Guillemo Garrido, Guillermo Campos...), el Alcobendas remontó y el choque llegó al último cuarto con 56-55. Figueroa continuaba llevando el peso de su equipo y se inventó un 2+1 que alejó al Estu. ¿Era el momento? Drame intentó confirmarlo con el 65-57. y, poco después, Figueroa prolongó la racha... Pero el partido estaba destinado destinado a un final reñido como demostró el 72-72 a 2:26. Solo el estirón final de un Estudiantes liderado por Drame (26 puntos) y Figueroa (20) inclinó la balanza.

 


Baloncesto Alcalá 75  (17+12+18+28): Carlos Unanue (8), Óscar Méndez (13), Pablo López (9), Amarilson Semedo (2), Sergio Rodríguez (7) -cinco inicial- Ignacio González (5), Álvaro Biersack (5), Daniel de la Cruz (10), Adrián Díez, Carlos García (5), Cristóbal Navajas (2) y Daniel Manzanero (9).
 
Uros de Rivas 70 (11+23+10+26) Víctor Fernández (6), Julien Sargent (8), Albert Serra (13), Jaime Pérez (19), Álvaro Frutos (8) -cinco inicial- David Ávila (2), Alejandro Zamora, Ángel Gómez, Juan José Jiménez (10), Nicolás González, Diego Maganto y Pablo Mariñán (4).
 
Árbitros: Kunal y Cañaveras.

Estadísticas en la app SWISH (NBN23)


En el último partido de la fase de grupos, Baloncesto Alcalá y Uros de Rivas decidían el campeón del grupo C y también quién sería el mejor segundo (plaza que fue a parar al Estudiantes). Los complutenses comenzaron por delante (3-0) en un duelo entre dos equipos con calidad y experiencia, aunque también distintos: más eléctrico el Baloncesto Alcalá, más sobrio el Uros de Rivas. Un triple de Jaime Pérez empató el partido y otro, de Carlos García, adelantó a un Baloncesto Alcalá que, eso sí, sufrió la baja de Amarilson Semedo. Los complutenses compensaron esa ausencia con su habitual verticalidad. Mirando al aro, Carlos García hizo el 10-5 y, poco después, Cristóbal Navajas se coló entre la defensa ripense. El primer cuarto terminó con un 17-11 que reflejaba la ligera superioridad de los anfitriones.

Igual que la víspera ante el Zentro Basket, el Baloncesto Alcalá basaba su juego en robar y volar hacia el aro. Tres contras seguidas, incluyendo el mate de Daniel de la Cruz, llevaron al 23-11 y al tiempo muerto de Juanjo Simón. Desde la defensa, cerrando huecos, el Uros de Rivas mostró una mejoría que se reflejó en el marcador. Albert Serra y Víctor Fernández recoraron hasta 26-23 antes del triple marca de casa de Nacho González. que fue solo un paréntesis en esa escalada ripense. Al descanso, 29-34.

La segunda parte comenzó con más precauciones en los dos equipos. De hecho, nadie anotó en los primeros tres minutos. Pablo López rompió la sequía para el Baloncesto Alcalá, que encadenó un 5-0 para empatar a 34. La primera del Uros fue de Albert Serra bajo el aro cuando ya se llevaban casi cinco minutos. A 4:30 seguía el empate, esta vez a 36. Una canasta de Carlos Unanue fijó el 47-44 con que terminó el tercer cuarto y abrió un nuevo intento de escapada de los complutenses. Óscar Méndez lo continuó con un triple, el 53-46, y con un 2+1 que llevó a su equipo por encima de los diez de ventaja (58-47 a 7:08). Otro triple, este de Daniel de la Cruz, puso el +15 y su posterior mate abrió por fin la fiesta en Espartales. El Baloncesto Alcalá estará en las semifinales como campeón de grupo y, con su victoria, mandó al Movistar Estudiantes a los cruces como mejor segundo.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: