Federación de Baloncesto de Madrid

Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - Torneos - Cadete FLL

¡El Torneo FLL ya tiene finales!



¡Vaya finales nos esperan este domingo en el Torneo Fundación Leucemia y Linfoma! En el cuadro femenino, el Movistar Estudiantes venció al Real Canoe por 67-46 consiguiendo así el pase a la final, donde se enfrentará a la sorprendente selección infantil de Madrid, repitiendo así la final del año pasado. En el masculino, habrá clásico: Barcelona y Real Madrid se encontrarán en la final tras la victoria de ambos en sus encuentros del sábado. El Barcelona venció al Fuenlabrada por 81-63, mientras que el Real Madrid superó al Valencia Basket por 70-95.


Todos los resultados del XIV Torneo FLL

Galería de fotos


ÓSCAR RIBAS / DPTO. DE COMUNICACIÓN FBM
Fotos: Rocío Benítez


JORNADA DEL SÁBADO TARDE

SEGUNDA SEMIFINAL FEMENINA

Movistar Estudiantes 67 (23+17+16+11): Paula García-Fraile (16), Mencia Herranz (3), María Arredondo (19), Carmen González (10), Noelia Cosoveanu (4) - cinco inicial - Natalia Allen (2), Lara Salan, Eva Batlle (3), Paulina Tellez (6), Clara Martínez (4), Marina Bravo, Paula Piñar.

Real Canoe 46 (5+9+17+15): Carlota Roldán (13), Jessica Ifeabunike (8), Lucía Jiménez (2), Sofía Martínez (4), Victoria Djassi - cinco inicial - Simone Ferreiro, Claudia Martínez (3), Claudia Gallego (5), Carla Serrano, Jimena Álvarez, Sandra Vega (8), Patricia Fernández (3)


Paula García abrió el marcador del partido, luego de robar el balón en la mitad de la cancha y concretar los dos puntos para poner arriba al conjunto estudiantil, que tardó unos cuantos minutos en poder alejarse tras varios minutos de pérdidas y fallos por parte de los dos equipos. Por el Canoe, los primeros dos puntos llegaron de la mano de Carlota Roldán que, tras una falta recibida, anotaría los dos desde la línea de libres. En adelante, el primer cuarto estuvo dominado por el Estu que, poco a poco, fue aumentando su ventaja hasta provocar el primer tiempo muerto en Canoe cuando el marcador estaba 11-2. María Arredondo y Carmen González colaboraban en ataque para que su equipo, el Movistar Estudiantes, siguiera despegándose, mientras que el Canoe no conseguía mejorar su acierto de cara al aro (1 de 15 en tiros de campo) para así cerrar el primer cuarto con un parcial de 23-5.

Sería Arredondo la encargada de anotar los primeros puntos del segundo cuarto. La sequía del Canoe continuaría durante casi los cinco minutos iniciales en el que además de los fallos ofensivos perdieron cuatro balones; el conjunto estudiantil no perdonaría y con buenas acciones en ambos lados de la cancha, mantuvo su dominio con una destacada actuación de Paula Gracía-Fraile, que aportó 6 puntos en este cuarto. Mejoró el Canoe en los últimos dos minutos antes del descanso, con Sandra Vega como motor principal, aunque al descanso el marcador estaba en 40-14.

De vuelta al partido y después de unos primeros minutos bastante parejos, se animaba el Canoe: anotaba Claudia Gallego dos puntos, más adelante Vega robaba y Claudia asistía para que Jessica anotara dos más, quien un poco más adelante anotaba dos veces desde la línea de libres, seguida por su compañera Sofía Martínez que tras una nueva anotación provocaba el tiempo muerto del Movistar Estudiantes. Si bien se mantenían arriba en el marcador, el toque de atención del técnico estudiantil surtía efecto: las suyas recuperaron un poco la calma y se reencontraron con el acierto de cara al aro. Carlota Roldán hacía vibrar la grada con un triple a falta de 17 segundos para que su equipo redujera a 15 la diferencia al término del tercer cuarto.

Carlota se quedaba con un rebote defensivo y abría el último cuarto con dos puntos, pero la reacción del Estu no se haría esperar con un triplazo de Carmen González. Al igual que el tercer cuarto, el Canoe no bajó los brazos y plantó cara al Estudiantes, pero la reacción no fue suficiente y pese a los 15 puntos logrados en el último cuarto, el partido terminó con 67-49.



GRUPO B MASCULINO

Barcelona 81 (24+17+23+17): Roger Torras, Diego Ferreras (6), Nikola Kusturica (14), Oriol Filbà (18), Mohamed Samsoudine (8) - cinco inicial - Adrià Rosell (7), Oriol Julià, Marc Muñoz, Emir Karabulut (2), Eric Montaner (13), Hugo Tamayo (2), Joaquim Bertrand (8).

 C.B. Fuenlabrada 63 (12+17+24+10): Javier Alhambra, Mateo Martín (7), Gael Molina (10), Luis Payas (11), Marc Phrykhodko - cinco inicial - Iván Hernández, Iván Moyano (14), Héctor Pinto (4), Frank Robert (6), Samuel San José (10), Álvaro Martínez (1)


Ambos equipos llegaban tras ganar sus respectivos encuentros frente a la selección de Madrid con una sola meta entre ceja y ceja: una victoria que los ubicara en la gran final. Como era de esperar, los primeros minutos fueron muy parejos y disputados. El Barcelona fue el primero en anotar por medio de Diego Ferreras y casi de inmediato, respondió Gael Molina para el Fuenla. Durante varios minutos se mantuvo la paridad hasta que el equipo catalán consiguió romper las líneas defensivas del Fuenlabrada para así aumentar la ventaja. Muy buena rotación de balón por parte del Barcelona que aprovechaba así el buen momento de sus jugadores Diego y Oriol Filbà. La sequía afectaba al conjunto madrileño. que no conseguía los espacios. Una sequía que duró cinco minutos. Con poco menos de dos minutos por jugarse, Eric Montaner y Mohamed Samsoudine se combinaron de forma magistral para concretar un alley oop que hizo levantar a la grada. Con pocos segundos por jugarse, el Fuenlabrada no desaprovechó su último ataque y sobre la bocina Samuel San José anotó un triplazo para dejar el parcial en 24-12 a favor de los catalanes.

Con cinco puntos consecutivos de Iván Moyano, el equipo madrileño redujo a siete la diferencia en el marcador, pero un intratable Mohamed empezaba a poner freno bajo los tableros con un par de tapones. Tras un triple fallado por Hugo, Samuel se hizo con el rebote defensivo y además asistió a Iván para que este anotara un triple que provocó tiempo muerto en el banquillo catalán. Con el marcador en 28-22, el Barcelona tuvo que pisar el acelerador para retomar el control del partido. Por medio de buenas rotaciones de balón y varias acciones defensivas efectivas, logró mantener la ventaja por encima de los diez puntos durante casi todo el cuarto. Bonito juego de pies, tiro fino y dos puntos más para Nikola Kusturica que ponía a su equipo 41-29, y nuevamente lo intentaba sobre la bocina el Fuenlabrada, pero esta vez sin suerte para cerrar la primera mitad con el triunfo parcial del conjunto catalán.

Tras el descanso, volvía la batalla por ese puesto en la gran final. Héctor Pinto anotaba desde la línea de libres el primer punto de este tercer cuarto, después de recibir una falta antideportiva por parte de Mohamed. Cuando nuevamente se ponía a 10 puntos el Fuenlabrada, su rival respondía rápido por medio de Marc Muñoz y de Adrià Rosell. La grada se animaba - y bailaba - con el triplazo de Iván Moyano tras la asistencia de Héctor, que ponía el partido tan solo a 4 puntos para así forzar el tiempo muerto del conjunto catalán. Marc ponía dos puntos más pero respondía nuevamente Iván desde larga distancia lo que provocó una vez más la locura de la afición fuenlabreña. 

 Surtía efecto la presión del Barça, que robaba en par de ocasiones y forzaba una pérdida en menos de un minuto, acciones que capitalizaba en puntos para aumentar nuevamente la ventaja. Algo curioso, es que por tercer cuarto consecutivo la última posesión caía en manos del Fuenlabrada que, por intermedio de Iván, intentaba nuevamente el triple en el último segundo.

Los catalanes salieron decididos a quedarse con la plaza en la final, mientras que el Fuenlabrada parecía perder combustible con el paso de los minutos. Cuando el reloj marcaba 6:06, el Barcelona tenía un parcial de 11-0 en este último cuarto con muy buenas transiciones y con dos mates espectaculares de Mohamed incluidos. Frank Robert rompió la mala racha del Fuenla en este último cuarto con dos puntos; en adelante, los últimos minutos sirvieron para que el entrenador del conjunto catalán brindara más minutos a algunos jugadores y el Fuenlabrada -que no dejó de intentarlo- logró reducir la ventaja a 18, para terminar cayendo 81 por 63.


GRUPO A MASCULINO

Valencia Basket 70 (16+26+13+15): Noyan Tolan (4), Alejandro Ivorra (8), Guillem Tazo (10), Stefan Banica (21), Ilan Laville (14) - cinco inicial - Raúl Arnal (6), Hugo Sabater (2), Manuel Veintimilla, Pablo Palomares (3), Darío Sielva (2), Carlos Belenguer, Zeteny Kurfis.

Real Madrid 95 (32+24+11+28): Rafael Corta (14), Vadim Vorontsov (11), Omer Kutluay (4), Mahamadou Landoure (26), Osagioduwa Owolabi (10) - cinco inicial - Aaron Patrick (7), Adrián Arredondo (11), Gonzalo de Bonrostro (2), Toni Garma, Arturo Blanco-Argibay, Pablo Mera, Baptiste Moussa (10).


El encuentro que cerró la jornada del sábado, entre el Valencia Basket y el Real Madrid, completó la gran final. El conjunto blanco comenzó con mucha velocidad, tanta que en dos minutos ya tenía un parcial a favor de 8-0. Stefan Banicay Guillem Tazo anotaban 4 puntos entre ambos para dar respiro al equipo valenciano, pero Omer Kutluay anotaba de larga distancia para ampliar la ventaja del Real Madrid que aprovechaba especialmente la altura (16 rebotes por tan solo 6 del Valencia). En adelante, los blancos se imponían con mucho oficio para terminar el primer cuarto con una ventaja de 16 puntos a favor luego de un triple sobre la bocina de Adrián Arredondo.

La dinámica se mantenía igual en el inicio de este segundo cuarto: el Real Madrid bien parado en defensa y con buenas transiciones que se transformaron en puntos. Raúl Arnal anotaba dos por el conjunto taronja seguido por su compañero Illan Laville para acortar la diferencia. Un intercambio de triples hizo saltar a la grada, primero sería Aaron Patrick por el Madrid y respondería de inmediato Alejandro Ivorra, una emoción que volvería a notarse tras el mate de Mahamadou Landoure. Con el paso de los minutos el equipo blanco ampliaba más y más su ventaja que llegó a estar por encima de los 20 puntos, cerrando así la primera mitad con la victoria parcial.

¡Triple! de Ivorra y dos puntos más para Noyan Tolan para abrir el tercer cuarto por el conjunto taronja que se animaba así a plantar cara al Real Madrid, llegando a recortar la distancia a nueve puntos. Durante un par de minutos lograron mantenerse así hasta que un triple de Owolabi abría nuevamente la brecha entre ambos equipos. En adelante, pese al intercambio de puntos y a que el Valencia terminaría ganando ese cuarto, el Madrid mantenía el triunfo parcial.

Pegaba primero el Madrid en el inicio del último cuarto y seguía bajo los tableros, sin duda, una de las claves para mantener la distancia con su rival. Intentaba el Valencia penetrar la defensa blanca pero ésta, cerraba bien sus filas valiéndose especialmente de la altura y la fuerza de Landoure. No encontraba la fórmula el Valencia, que, poco a poco, veía cómo la esperanza de llegar a la final se escurría con el paso de los minutos pese a que la diferencia en el parcial de este último cuarto no era tanta. Otro mate de Landoure con poco menos de dos minutos por jugarse para poner en 20 la ventaja de su equipo, mate que respondería Banica tras robar el balón. El Real Madrid dominó de principio a fin el partido que le otorgó el boleto a la final. 


Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: