Federación de Baloncesto de Madrid

Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - Torneos - Otros

El Real Madrid conquista la MadCup Basket



Una gran final puso el broche de oro a la primera edición de MadCup Basket Élite para equipos de categoría cadete. El Real Madrid pudo con el Barça en un encuentro durísimo, una exhibición de talento que se llevaron los blancos gracias a su mayor acierto desde larga distancia, en especial del serbio Andrej Bjelic, máximo anotador del encuentro con 27 puntos y MVP del torneo.


Galería de fotos


Real Madrid 81 (16+18+26+19): Landoure (7), García López (14), Zurita (12), Corta (3), Grinvalds (10) -cinco inicial- Bjelic (27), Haro, Rodríguez, Frolov (5), Arredondo, Manel (3) y Hadi.

Barça Basket 72 (17+17+23+15): Puertas (2), Nogués, Filbà (12), Gipson (15), Dabone (10) -cinco inicial- García Catalán (7), Keita (14), Cerdán (8), Encina Ríos (4), Jekabson, Tamayo y Faye.

Árbitros: Tabales y Semper.


D. G. / DPTO. DE COMUNICACIÓN FBM

Los dos grandes favoritos se disputaban la primera edición de la MadCup Basket en una final que comenzó a lo grande, con los dos equipos volcados. Lo de siempre entre los eternos rivales. El Madrid tomó una ligera ventaja (6-2), que se diluyó enseguida. Mediado el primer cuarto, Dabone puso el 10-9 con un mate marca de la casa y poco después Keita adelantó a los azulgranas por primera vez. El Barça sacaba partido de su poderoso juego interior, pero el Madrid también tenía sus torres (Landoure, Moussa Manel...) y el igualadísimo primer cuarto se cerró en tablas: 17-17.

El segundo periodo empezó con el triple de Andrej Bjelic para el Madrid y la réplica azulgrana. Los dos equipos miraban al aro sin pensárselo, en un duelo vertiginoso que alternaba mínimas diferencias en el marcador (20-21, 24-23...). El Madrid sacaba todo su talento (como en el 2+1 de Manuel García López) ante un rival que exigía al máximo.Tanto que con 29-32, el técnico blanco, Armando Gómez, paró el crono. La pausa surtió efecto y el Madrid no tardó en volver a pegarse (33-34). El triplazo de Bjelic sobre la bocina permitió a los blancos llegar por delante al descanso.

La segunda mitad trajo más de lo mismo: el músculo del Barça (Dabone) contra el corazón de un Madrid que lo daba todo en cada jugada. El equilibrio también era el mismo: 36-36 a 8:12. El Madrid contaba con el trabajo en el rebote de Ilia Frolov, apoyando a Landoure, y con el tiro de Bjelic. Dos aciertos del serbio llevaron al 45-41; después apareció Marcos Zurita para mantener la distancia (48-44, 52-47...), y, por último, Gunars Grinvalds se unió al festival de triples. Pero el 62-57 del tercer cuarto dejaba todo en el aire para el último.

Era el momento de la verdad, de los grandes duelos (Landoure y Dabone), del talento individual (Grinvalds) y del trabajo colectivo en defensa. A 7:46 para el final, el Madrid conservaba una ligera renta (64-57), que no tardó en alargarse. Primero poco a poco, después más rápido con los triplazos de Grinvalds y Bjelic (74-61 a 4:02). El de Frolov, ya en los últimos tres minutos, remató el encuentro.

Los árbitros y oficiales de mesa de la FBM que dirigieron el partido

Andrej Bjelic fue elegido MVP del torneo.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad