Publicidad:
Publicidad

ENTRENADORES - Clinics

De los fundamentos a la zona



"Cuanto mejores jugadores tienes, menos tienes que trabajar el ataque contra la zona". Lo dijo Luis Casimiro en la última conferencia del IV Clinic de Navidad, organizado por la Escuela de Entrenadores de la FBM con la colaboración del CB Alcobendas ...

IVClinicNavidad203 Foto1"Cuanto mejores jugadores tienes, menos tienes que trabajar el ataque contra la zona". Lo dijo Luis Casimiro en la última conferencia del IV Clinic de Navidad, organizado por la Escuela de Entrenadores de la FBM con la colaboración del CB Alcobendas y el Ayuntamiento de la localidad. Y es que el trabajo del entrenador consiste en crear buenos jugadores, capaces de resolver situaciones por sí solos. Así lo demostraron Luis Casimiro y Javier Portela en las charlas del clinic.



 

 

Igual que sucede en la trayectoria de un jugador, el IV Clinic de Navidad, celebrado en el pabellón Antela Parada, empezó por el principio, por los fundamentos individuales. Javier Portela, técnico con una amplia trayectoria en categorías de formación y, en la actualidad, segundo entrenador del Grupo EM Leganés de LF2,  basó la primera charla en un sistema muy conocido, el carretón, idóneo para trabajar con equipos de base.

Ayudado por los jugadores del infantil A masculino del CB Alcobendas, Portela comenzó por un 1x0, con entradas a canasta con un solo bote. En los primeros ejercicios se trabajó el equilibrio y la velocidad de pies y manos, entre otros aspectos, antes de cambiar las entradas por la parada y el tiro. Y de ahí, a los cambios de ritmo y las salidas hacia ambos lados. ¿El objetivo? "Que el jugador esté prepado antes de recibir el balón, que aprenda el timing". El técnico aportó un truco para mejorar al aprendizaje: poner nombre a los fundamentos. Así, la salida con 'bomba' sería Navarro, y la parada y el triple, Garbajosa, y aconsejó enseñar mediante imagenes y vídeos, porque "si un niño ve a un profesional ejecutando el mismo movimiento que hace él, lo aprende antes".

IVClinicNavidad203 Foto2Javier Portela abrió el clinic ayudado por el equipo infantil A del CB Alcobendas.

La charla estuvo plagada de matices y trucos. Por ejemplo, en un ataque contra una defensa imaginaria, mirar al hombro, donde estaría el defensor "para acostumbrarse a hacerlo en una situación real". Muchas correcciones ("entrenar es repetir, pero repetir correctamente") y también variantes antes de pasar al 1x1, con un 'defensor pedagógico', que indique al atacante lo que tiene que hacer.  Hubo trabajo con conos e incluso con un banco sueco a modo de defensor estático. Portela destacó la importancia del juego sin balón y la necesidad de abrir el campo mientras los ejercicios tenían cada vez más jugadores en pista: 2x2, 3x3, 4x4... Para terminar invitó a los entrenadores presentes en el pabellón a pensar ("antes de empezar los ejercicios hay que saber qué necesitamos en cada momento, qué hay que trabajar") y aconsejó retrasar el trabajo táctico para centrarse en "la lectura del juego y la ejecución correcta. Así crearemos un jugador más rico".

IVClinicNavidad203 Foto3En la segunda conferencia del miércoles, Luis Casimiro también se centró en la técnica del entrenamiento con especial acento no solo en el ritmo físico sino, sobre todo, en el mental. Por eso cambió los habituales estiramientos por ejercicios diseñados para aumentar progresivamente esa concentración. Para empezar, el técnico situó a los doce jugadores que le ayudaron (del junior del CB Alcobendas) en cuatro esquinas con  el fin de trabajar el tiempo y el espacio en un primer ejercicio de pases "rápidos y precisos".

Para enriquecer las ruedas, añadió componentes tácticos que sirven para medir tanto la táctica individual como la actitud del jugador. Los jugadores empezaron a mirar a canasta con un 2x0 que les acostumbraba al contacto visual y a decidir sobre la marcha. "Hay que tomar decisiones mientras pasan las cosas", insistió Luis Casimiro. Ya con el ritmo acelerado, se pasó a un 2x2 continuo de un extremo a otro de la cancha. Y, entre medias, hubo ejemplos de jugadores históricos como Juanma López Iturriaga ("¿sabéis lo que es un palomero?"). Porque, poco a  poco, el entrenamiento se había convertido casi en un partido, con situaciones reales de juego.

Luis Casimiro aportó consejos y trucos para mejorar la defensa y, a la vez, economizar el esfuerzo, como defender en campo contrario en cuanto termina en ataque. En este sentido, recordó su etapa en el TDK Manresa y a otro histórico, Joan Chichi Creus, que, con 41 años, superaba a bases mucho más jóvenes. En aquel año 1998, el TDK de Luis Casimiro y Creus sorprendió a todos al ganar la Liga ACB. La charla ganó aún más intensidad en sus minutos finales con ejercicios vistosos para el espectador, divertidos para el jugador y también prácticos para el entrenador, en los que, además de la táctica individual, se desarrollaban otros aspectos como "la picardía".

Luis Casimiro completó el clinic el jueves con una conferencia más específica sobre el ataque contra zona. Un trabajo que depende, en gran medida, de la calidad de los jugadores, porque "cuantos mejores son, menos hay que trabajar porque ya conocen el juego, ya lo leen". Con la ayuda del cadete B del CB Alcobendas, el técnico manchego aplicó conceptos de ataque individual, hombre a hombre,  a una situación colectiva como es intentar desmontar una defensa en zona. Uno de los objetivos principales es mantener inalterado el ritmo de juego, ya que "cuando el otro equipo se pone en zona intenta cambiar nuestro ritmo".

IVClinicNavidad203 Foto4La última conferencia estuvo dedicada al ataque contra la defensa en zona.

La sesión empezó con un 5x0 y ejercicios que mostraban varias situaciones de juego, con salidas hacia la línea de tiro libre o hacia la línea de fondo. La situación ganó realismo con la aparición de los cinco defensores. Un 5x5 y dos conceptos básicos para romper la zona: fijar al defensor y dividir la defensa. Después se incorporaron otros, como la correspondencia entre los pívots y el juego entre líneas. Luis Casimiro estudió en detalle los movimientos de los diez jugadores en pista, corrigió situaciones y planteó metas: "Si el balón llega al corazón de la pintura, se acabó la zona". Igual que la víspera, la charla aumentó su intensidad en los minutos finales y abordó situaciones muy concretas, como el ataque contra una zona 2-3. Todo ello mientras recordaba que, al final, todo depende de la formación de los jugadores: "Deben ser capaces de leer el juego y tomar decisiones propias".

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad: