Federación de Baloncesto de Madrid

Publicidad:
Publicidad

CLUBS - Nuestros clubs

Las Rozas, crecer desde abajo



El Club Baloncesto Las Rozas está a punto de cumplir 25 años. Casi un cuarto de siglo dividido en varias etapas. En la primera llegó a tener al equipo sénior masculino en la segunda categoría del baloncesto nacional. Más tarde apostó por la cantid...

Reportajes Clubs. CB Las RozasEl Club Baloncesto Las Rozas está a punto de cumplir 25 años. Casi un cuarto de siglo dividido en varias etapas. En la primera llegó a tener al equipo sénior masculino en la segunda categoría del baloncesto nacional. Más tarde apostó por la cantidad. Ahora, con una junta directiva recién estrenada en el cargo, busca el equilibrio: crecer desde abajo con una base sólida que garantice el futuro mientras llega lo más lejos posible con los mayores. Y como gran objetivo, convertirse en una referencia en el deporte de la localidad.



 

El CB Las Rozas lo fundó en 1987 Jesús Zúñiga, entonces alcalde roceño. Fue el primer club de baloncesto del municipio y desde el comienzo tuvo la ambición de llegar hasta la élite. El equipo sénior masculino arrancó en Segunda División y una temporada más tarde, en la 88-89, alcanzó la Primera División Nacional, entonces la segunda categoría del baloncesto español solo por detrás de la ACB. Al año siguiente descendió, pero entre 1993 y 1996, después de un nuevo ascenso, se consolidó en Primera.


Una imagen del club a finales de los 80, cuando entrenaba en el polideportivo Entremontes.

A partir de la temporada 1996-97, tras la reorganización del básquet nacional, el sénior masculino jugó en la Liga EBA y, desde la 1999-00, en Primera Nacional, siempre con el regreso a EBA en el punto de mira. Las sucesivas juntas directivas -presididas, entre otros, por Manuel Alonso, Eliecer Martínez, Enrique García.- cambiaron la filosofía inicial del club. El baloncesto femenino comenzó a adquirir protagonismo, culminado con el ascenso del primer equipo a Primera Nacional en la campaña 2005-06. Y lo mismo sucedió con la cantera. De los 7 equipos de la campaña 2000-01 se pasó a 15 en la 2006-07.


José Fernández Mera, actual director técnico.

A partir de la campaña 2008-09, con la llegada del nuevo director técnico, José Fernández Mera, el club emprende el camino hacia el equilibrio en forma de una estructura piramidal. El proyecto es crear y consolidar una base sólida que garantice el futuro. Como recuerda Diego Grande, que ocupa el cargo de coordinador de mini desde aquel año, "cuando llegamos, no había equipos de benjamín. Se mezclaban con los alevines y en el mismo equipo había niños hasta con cuatro años de diferencia. Esa misma temporada pusimos en marcha un equipo masculino y otro femenino. El año pasado [2009-10] ya tuvimos cuatro equipos de mini; este año seis, y la previsión para el próximo es sacar ocho".

Pero asentar las bases no significa descuidar las alturas. La ambición de que los equipos sénior, la referencia de los más pequeños, "Mucha gente de Las Rozas todavía no sabe que existe el club" alcancen las mayores cotas posibles se ha mantenido intacta, solo frenada por los obstáculos económicos. En 2008, el sénior masculino tuvo que renunciar al deseado ascenso a EBA. En 2010 le tocó al femenino, que cedió su plaza recién conseguida en LF2. "Deportivamente los ascensos se consiguen, pero se han producido en la peor época económica", explica José Mera. 

Una de las prioridades, quizá la principal, de la nueva junta directiva, encabezada por Rafael de Asís, es convertir el club en una referencia dentro de Las Rozas. Si en lo deportivo el club quiere crecer desde abajo, en lo social quiere hacerlo desde lo más cercano. José Mera explica el motivo: "Hay mucha gente en el pueblo de Las Rozas que todavía no sabe que existimos. Por eso estamos haciendo una campaña para que conozcan el club. Ahora mismo es lo principal".


Cada año se potencia más la cantera; en la imagen el benjamín femenino
dirigido por Diego Grande (derecha).

Rafael de Asís detalla los principales objetivos de la nueva directiva, que ha llegado al cargo en febrero de 2011: "Crecer como club, en número de equipos, y extender el baloncesto en el ámbito municipal. En los colegios es muy difícil competir con el fútbol, y más cuando la selección está aquí un día sí y otro también [debido a la presencia en la localidad de la Ciudad del Fútbol de la RFEF], pero podemos acercarnos un poco". Eso sí, el presidente es consciente de la delicada situación económica y por eso asegura que "ahora mismo a los ayuntamientos no se les puede pedir dinero pero sí colaboración".

La solución puede llegar con el tejido empresarial de la zona, donde se busca el apoyo necesario para que el equipo sénior femenino llegue a LF2. Otro objetivo son los colegios del municipio, como forma de atraer a jóvenes jugadores y aficionados: "Llegar a los colegios nos parece fundamental. En los centros hay instalaciones pero no hay una organización del baloncesto. Nosotros tenemos un concepto de este deporte como proyecto educativo, con valores, y creemos que las alianzas con los centros educativos son básicas. Queremos resultar atractivos para los colegios y para el Ayuntamiento".


Un entrenamiento en la pista del Alfredo Espiniella, sede del club.

En la actualidad, el consistorio cede la utilización del polideportivo Alfredo Espiniella, donde está la sede, y el club utiliza también para los entrenamientos las instalaciones de tres centros de enseñanza, los colegios Los Jarales y El Cantizal, y el instituto Carlos Conde. Unas instalaciones que comienzan a quedarse pequeñas debido a la expansión del CB Las Rozas que, además de sus equipos, gestiona dos escuelas, una propia y otra mediante un acuerdo con el colegio San José de Las Matas. En ambas dan sus primeros botes al balón más de treinta niños menores de 7 años.


Los asistentes al Campus organizado por el club en el verano de 2010.

En total, el club cuenta con cerca de trescientos jugadores, repartidos en trece equipos de canasta grande, seis de mini y las dos escuelas. De estos 19 equipos, trece son masculinos y seis femeninos. La estructura interna del club divide a los equipos en tres categorías: Formación, desde las escuelas hasta cadete; Tecnificación, con sitio para todos los jugadores de la cantera pero en especial para júnior y sénior; y Competición, donde tienen cabida los equipos de referencia, el sénior masculino y el femenino, ambos en Primera Nacional en la temporada 2010-11. La previsión para la 2011-12 es llegar a los 25 equipos y entre las prioridades figura aumentar el número de licencias femeninas.


Rafael de Asís, actual presidente del CB Las Rozas.

El CB Las Rozas es el único club federado de baloncesto en la localidad pero no la única manera de practicar este deporte. Desde la entidad destacan la liga municipal, "una de las mejores de toda la Sierra". Al contrario de lo que podría parecer a primera vista, este torneo no es un rival sino un aliado. "Nuestro objetivo es extender el baloncesto en el municipio" Como señala Diego Grande, "en esos partidos vemos chavales y damos información a los padres. Después hacemos jornadas de Tecnificación a las que invitamos a varios chicos". Mera aclara que "el objetivo no es que todos los niños jueguen aquí y estén federados; es que el baloncesto crezca en el municipio, que una parte de esos chavales estén aquí, pero también enriquecer la liga interna".

Como parte de esa integración en el deporte roceño, Rafael de Asís señala la necesidad de unir fuerzas con la escuela municipal de baloncesto: "Queremos colaborar con ellos y que el club sea la referencia. Nos parece obvio porque aquí hay gente formada y que puede formar". Y es que la filosofía del club apunta en una única dirección: que el CB Las Rozas no solo lleve el nombre de su municipio sino que se identifique con él. Como modelo, la evolución del equipo sénior masculino. "Hace unos años solo había un jugador que había entrenado alguna vez en Las Rozas; el resto no tenía nada que ver con el pueblo. Ese equipo tenía que ser la referencia para los de abajo pero no lo era porque nadie se había formado en el club. Ahora hay tres o cuatro jugadores que han jugado en Las Rozas. La idea es aumentar ese número y que al primer equipo lleguen jugadores con calidad. Todo eso necesita un proceso, pero no vale solo el nombre, queremos hacer un equipo de Las Rozas".

Después de casi 25 años, el CB Las Rozas sigue creciendo. Con ambición, pero con los pies en el suelo. Consciente de sus limitaciones, pero con todas las armas a su alcance. Como la tecnología. Así lo demuestra la renovada página web. José Mera explica que "damos resultados en tiempo real a través de Twitter, tenemos Facebook, enviamos una newsletter a los padres, información a través del mail."


El objetivo del club es llenar las gradas del Espiniella,
como en este partido del sénior femenino contra el Leganés.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad