Federación de Baloncesto de Madrid

Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Senior

El Liceo se lleva un choque de trenes



Son dos de los equipos más fuertes de la Liga VIPS y lo demostraron en un encuentro cien por cien intenso y con emoción hasta los últimos segundos. El Liceo Francés se impuso al Jofemesa ADC Boadilla en un partido que tuvo ventaja local de hasta 16 puntos y una decisiva remontada del Liceo en la segunda mitad con Iker Mateo (17 puntos) como pieza clave, aunque el MVP VIPS del partido fue el local Paúl Domínguez.


PARTIDO VIPS



Jofemesa ADC Boadilla 75 (21+26+12+16): Emilio Boada (3), Adrián Herrera (2), Daniel Lorenzo (22), Juan Carlos Lobato, Ignacio Blanco-Argibay (13) -cinco inicial- Jonathen Harley, Benny Bridges (4), Alfonso Reyes (9), Paúl Domínguez (20), César Cuesta, Carlos Vigo y Álvaro Iraola (2).

Liceo Francés 79 (18+15+20+26): Javier Bru, Joan Palacios (9), Jesús Sanz (8), Joaquín Yáñez (6), Iker Mateo (17) -cinco inicial- Lino Monteagudo (9), Pablo Alonso (11), Jaime Ongil (5), Alejandro Hernández, Manuel Martínez (6), Pablo Esteban (3) y José Luis Sáez (5).

Árbitros: Manu y Danubio.

MVP VIPS del partido: Paúl Domínguez (Jofemesa ADC Boadilla). 20 puntos, 7 rebotes y 26 de valoración.

Estadísticas en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV



DAVID GONZÁLEZ / DPTO. DE COMUNICACIÓN FBM
Fotos: Rocío Benítez

Los dos equipos mostraron sus armas desde el principio, como la asistencia de Joaquín Yáñez a Iker Mateo para abrir el marcador o el triple de Joan Palacios que alargó el parcial de salida a 0-5 antes de que el Jofemesa ADC Boadilla reaccionara con cuatro puntos consecutivos. Y es que el Partido VIPS parecía destinado al equilibrio (9-9 a 5:42). Tanto Boadilla como Liceo jugaban a lo mismo, a mirar al aro sin dudar un segundo, a chocar contra las defensas pasara lo que pasara. A veces con un exceso de precipitación, pero también con atrevimiento y recursos. Un triple de Palacios puso por delante al Liceo e Ignacio Blanco-Argibay tiró de técnica individual para recortar. A 2:32, otro empate, a 14... Solo el triple de Daniel Lorenzo evitó que el primer cuarto se cerrara en tablas.

Un peleadísimo balón que ganó Alfonso Reyes y un reverso de Adrián Herrera aumentaron la ventaja local al comienzo del segundo. Con 25-16, el Jofemesa ADC Boadilla abría un hueco mínimo pero importante en un partido que no tenía un segundo de tregua. El Liceo no cedía, pero dos triples consecutivos de Lorenzo (31-21) obligaron a Alberto Garrido a parar el crono. La aparición del estadounidense Benny Bridges aumentó todavía más la pegada de los locales. Era su momento y querían aprovecharlo. Manuel Martínez sacó al Liceo del atolladero con un triple marca de la casa. El Boadilla mantenía las distancias (37-26 a 3:26, 40-29 a 2:48...), pero con mucho trabajo ante un Liceo tan directo como siempre. El triple de Reyes alejó el peligro y, de paso, abrió otro estirón local para llegar al descanso con 47-33.

El Liceo tenía que reaccionar y salió del vestuario con máxima intensidad, tanto en ataque como en defensa, El cuadro local resistió la ofensiva, incluso Daniel Lorenzo se coló bajo el aro para firmar el 49-36, pero las distancias se mantenían a costa de pasarlo mal porque el Liceo apretaba y apretaba... Las consecuencias no tardaron en llegar. Primero Jesús Sanz y Pablo Alonso estrecharon el cerco; después, el triple de Palacios (49-43) provocó el tiempo muerto de Nacho Frade. Y, por ultimo, la escalada visitante culminó con el 52-52 a 1:45. Partido nuevo y el mismo espectáculo entre dos de los mejores equipos de la Liga VIPS. Un parcial de 7-1 permitió al Jofemesa ADC Boadilla llegar por delante al último cuarto.

Las distancias eran mínimas, la emoción máxima, Por eso el triple de Blanco-Argibay (68-60) se celebró a lo grande en el banquillo y la grada local. Por poco tiempo porque el Liceo respondió con otro triple, de Lino Monteagudo. Los dos equipos se la jugaban; en especial Iker Mateo, que prolongó la remontada visitante hasta el 68-68. Ese equilibrio se mantenía a 3:34 para el final (72-72). El Partido VIPS estaba destinado a un desenlace cargado de intensidad y emoción..., más aún con el 75-75 a falta de 37 segundos. Los nervios hicieron mella en todos menos en Iker Mateo, que anotó los puntos decisivos para dar la victoria al Liceo.


Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: