Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Senior

Distrito ejerce de favorito



Le costó mucho, muchísimo, pero el Distrito Olímpico pudo con el Rivas Parque Sureste (67-62) y se quedó solo al frente del grupo Impar confirmando su condición de máximo favorito del grupo (y quizá también de la Liga VIPS femenina). Con una plantilla cargada de experiencia y calidad, las de San Blas aguantaron el vertiginoso ritmo de las ripenses y gestionaron mejor los minutos decisivos. La MVP Andrea Sarria lideró a su equipo con 16 puntos, escoltada por Irene Oña (11). En Rivas, Paula Real y Bea Martínez firmaron 15 cada una.


PARTIDO VIPS



Distrito Olímpico 67 (14+24+19+10): Mónica Alonso (6), Andrea Sarria (16), Irene Oña (11), Paula Nieves (2), Nerea Díez -cinco inicial- Blanca Arranz (5), Paula Rodríguez, Silvia Rueda (4), Ana Jiménez (9), Ramata Diallo, Cristina Sánchez (5) y Helena Reyes.

Rivas Parque Sureste 62 (22+13+17+10): Pilar Rodríguez (3), Paula Real (15), Lucía Revenga (8), Beatriz Martínez (15), Rebeca Flores (10) -cinco inicial- Irene López (7), Paula Rubio (2), María Rodríguez (2), Andrea Quesada, Paula Domínguez y Andreea Elena Ionele.


Árbitros: Sobrino y Moura.

MVP del partido: Andrea Sarria (Distrito Olímpico). 16 puntos, 10 rebotes y 22 de valoración.

Estadísticas en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV



El duelo por el liderato en solitario del grupo Impar arrancó con un rapidísimo intercambio de canastas. Toda una declaración de intenciones. La veterana Andrea Sarria llevaba el peso anotador en el Distrito Olímpico. Irene Oña se unió para firmar el 6-4, pero el Rivas Parque Sureste resistía con su habitual descaro. A los tres minutos de juego, el marcador estaba en tablas (8-8), fiel reflejo de todo un enfrentamiento por el primer puesto. Las ripenses tomaron la iniciativa con seis puntos seguidos, apoyadas en un entramado defensivo que Oña rompió desde lejos cuando más falta hacía. Pero el Rivas Parque Sureste mantuvo su altísimo ritmo, tanto en ataque como en defensa, lo que le valió para escaparse hasta 11-19. El Distrito estaba obligado a jugársela desde lejos o en situaciones muy forzadas. En el otro aro, en cambio, el triple de Paula Real llevó al +10 (12-22), aunque las locales recortaron dos puntos antes del primer bocinazo.

El Distrito apretó el paso al comienzo del segundo cuarto bajo un gran ambiente en el Circular, pero su rival resistía (17-25 a 8:25). Una contra de Beatriz Martínez la culminó Paula Rubio para devolver el +10. Solo por unos segundos porque rápidamente Mónica Alonso e Irene Oña devolvieron la jugada en el aro contrario. Un parcial de 6-0 para las de San Blas provocó el tiempo muerto de Víctor Ruiz en un partido que empezaba a volverse loco. En medio del frenesí, el Distrito imponía su mayor experiencia y por eso el marcador se estrechó aún más (25-27). Irene López sacó una falta bajo el aro, pero el empate (28-28) no tardó en llegar con el triple de Nerea Díez. El vértigo de las visitantes no podía con el oficio de un Distrito que sabía qué hacer en cada momento y que aprovechó esos minutos no solo para ponerse por delante, también para abrir algo de hueco (32-28). Rebeca Flores frenó la escapada con un 2+1, pero su equipo no pudo evitar el 38-35 del descanso.

Un cuarto para cada equipo y un partido vivo. Oña anotó dos puntos para Distrito y Paula Real tres para Rivas. Las visitantes se acercaron aún más por medio de Lucía Revenga. La trama del partido seguía enredada y Sarria quiso deshacerla con cuatro puntos seguidos. Dos más de la júnior Cristina Sánchez y tres de Nerea Díez sirvieron para lanzar al Distrito hasta 51-42 mediado el tercer periodo. Las de San Blas mostraban todos sus recursos. Oña firmó el +10 desde los tiros libres y la defensa frenó los ataques ripenses. La brecha creció más (54-42) antes de la reacción visitante, impulsada por Rebeca Flores y Beatriz Martínez, que sacó un valioso 2+1. El 57-52 con que terminó el tercer cuarto dejaba todo en el aire. Sarria, MVP del partido, volvió a tirar del Distrito al comienzo del último, pero enfrente tenía un rival tan inagotable como incómodo. La mejor prueba fue el triple de Bea Martínez, el 59-58 a falta de siete minutos. El partido entró en los últimos cinco con 62-59. Sacando una falta tras otra, el Distrito dio pequeños pasos adelante, cortos pero suficientes, sobre cuando Blanca Arranz hizo el 67-59 ya en los últimos tres minutos. El postrero intento de Rivas no fue suficiente ante un líder más experto que aseguró el liderato.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad: