Federación de Baloncesto de Madrid

Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Preferente

Estudiantes y Real Madrid, los mejores frente a frente



Llegaban a la #F4CadeteM como los mejores de la liga regular, los finalistas de Copa (que se llevó el Estu ante un Madrid con muchas ausencias) y los principales favoritos... y cumplieron el pronóstico. Movistar Estudiantes y Real Madrid disputarán este domingo (12:30 h. en el CDM Antonio Díaz Miguel) la final de la Liga Ahorramas cadete masculina tras superar a Zentro Basket (76-56) y Spanish Basketball Academy (101-52) respectivamente. A las 10:00 h, Zentro y SBA se jugarán el bronce.



Acta digital en SWISH / Todos los partidos en directo en FBM TV



DAVID GONZÁLEZ / DPTO. DE COMUNICACIÓN FBM
Fotos: Rocío Benítez


SEMIFINALES

Movistar Estudiantes A 76 (24+11+20+21): Dominique Fisher (9), Sergio Corrales (17), Sayon Keita (9), Máximo García-Plata (15), Jorge Alonso (3) -cinco inicial- Jorge González (4), Cristian Bily Tieno (4), Iván Santamaría (2), Juan Batlle, Daniel Caraballo (2), David Almenara (1) y Héctor Utrero (10).

Zentro Basket Madrid 56 (10+23+11+12): Mateo Leo Vigneault, Jorge Chacón (4), Souleymane Niang (14), Mikka Oliveri Muurinen (9), Andy Huelves (8) -cinco inicial- Nicolás Jiménez, Pelayo Barcala, Guillermo Aisa (8), Nika Sanadze (3), Marcos Montes (8), Rodrigo Ferreirós y Rabby Kabuka Tshayo (2).

Árbitros: Delbaño y Sobrino.

Acta digital en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

La primera semifinal, y en apariencia la más igualada, enfrentaba al Movistar Estudiantes, segundo en la liga regular, y el Zentro Basket Madrid, tercero. El Estu se había llevado los dos enfrentamientos previos pero el pasado no servía para nada en el tercero y decisivo.

El Estu demostró su verticalidad desde el principio, con Máximo García-Plata y Dominique Fisher, pero el Zentro oponía el poder físico de Souleymane Niang y Miika Muurinen. De hecho, Niang sacó la falta de Sayon Keita que sirvió para acortar distancias (5-4). El partido respondía a lo esperado, con velocidad, músculo (tremendo duelo bajo los tableros) y equilibrio en el marcador. Tras la tormenta del principio, las dificultades para anotar aumentaron, sobre todo para los anfitriones. Siempre intenso, el Estu llevaba la iniciativa y, aunque fuera a  base de tiros libres, consiguió abrir la brecha (12-4 a 4:09). Cuando Jorge González alargó la diferencia hasta +10, el técnico de Zentro, Javier Lombardía, paro el crono. Sin embargo, la distancia creció hasta el 24-10 del primer cuarto.

El Zentro Basket tenía que apretar y lo hizo. El mate del finlandés Muurinen fue la mejor prueba. Después llegaron dos puntos de Guillermo Aisa y el triple de Nika Sanadze que rompió la barrera de los diez (26-17 a 7:28). El partido se apretó en el marcador y también en la pista con los dos equipos peleando por cada balón, especialmente bajo el aro. Un triple de Sergio Corrales dio más aire al Estu (31-19) y Rabby Kabika Tshayo contestó de dos. La distancia se mantenía en torno a los diez puntos... hasta que el 2+1 de Sanadze sirvió para recortar hasta 33-27. Paso a paso y apoyados en una firme defensa, los anfitriones continuaron acercándose para llegar al descanso con 35-33.

Una parte para cada equipo... y a empezar de nuevo. Con las defensas bien cerradas, los dos equipos tardaron en anotar. Lo consiguió Dominique Fisher y enseguida Niang volvió a meter presión en el marcador.  El Zentro Basket llegó a ponerse a uno (37-36 a 7:15, 40-39 a 6:22), pero mediado el tercer cuarto el Estu abrió una brecha (48-39), ligera pero muy importante. Tanto que provocó el tiempo muerto de Lombardía. Los colegiales alargaron la distancia hasta +11 (52-41, 55-44) y´la ampliaron todavía más al comienzo del último cuarto.

Al Zentro Basket le quedaba lanzarse hacia el aro y así hizo Jorge Chacón el 59-48, pero costaba mucho recortar a un Estudiantes que con el paso de los minutos se mantenía por encima de los diez. Una asistencia de Máximo García-Plata a Niang valió el 65-50 a 5:22 y, un minuto después, un rebote del escolta el 67-52. La puntilla la puso Héctor Utrero con un triple (70-52) que desniveló el encuentro ya de forma definitiva a falta de cuatro minutos.


Real Madrid A 101 (19+33+20+23): Kyllian Michee (3), Daniil Stolbetskiy (10), Gildas Giménez (11), Declan Duru (9), Sidi Gueye (16) -cinco inicial- Manuel Antonio García (6), Adrian Andrijs Andzevs (14), Ignacio Campoy (11), Ignacio Rupérez (8), Sergio Gómez (3), Mahamadou Landoure (10) y Marcos Zurita.

Spanish Basketball Academy 52 (17+6+11+12): Anton Katholm (8), Noah Martin Norgaard (12), Joost Dalgaard (7), Lazar Smolovic (2), Roberts Rotcenkovs (3) -cinco inicial- Marko Deksnis, Zak Tiit Hlastec (2), Pablo Domínguez, Niko Boch (4), Aleksa Dzimric (7) y John Rodolis Estrella (7).

Árbitros: Adán y Sierra.

Acta digital en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

La segunda semifinal comenzó con un parcial de 6-0 para el Real Madrid, invicto durante la temporada, que intentaba imponer desde el principio su superioridad física. No solo en ataque, también en defensa. Cuando Noah Martin Nogaard intentó colarse chocó contra la defensa blanca, aunque al menos sacó un punto desde la línea de tiros libres. Fue solo un paréntesis en un comienzo de claro color blanco. El Madrid amplió la diferencia poco a poco con acciones tan espectaculares como el mate del senegalés Sidi Gueye (10-1 a 5:43). A la SBA le quedaba aprovechar algún balón suelto, como hizo John Rodolis para acortar distancias bajo el aro, o sorprender en carrera (Niko Boch). Sin embargo, poco a poco, los alcorconeros encontraron sus espacios y crecieron a golpe de triple hasta ponerse a uno (15-14) e incluso empatar el partido (17-17). Solo dos puntos dieron ventaja al Madrid en el primer cuarto.

Un rápido parcial de 11-0, incluido otro mate de Sidi Gueye, alargó la brecha nada más empezar el segundo periodo. El Madrid no quería sustos y en apenas dos minutos y medio el marcador se disparó hasta 31-17. Un espectacular alley oop entre Ignacio Rupérez y Declan Duru, los mates de Gueye y Gildas Giménez o los triples de Adrians Andzevs y Kyllian Michee dejaron claro que el campeón (y principal favorito de la fase final) había metido la directa. También el demoledor segundo parcial (33-6) para llegar al descanso con 52-23.

Con un colchón de treinta puntos, el partido ya parecía en manos de un Madrid superior en todos los aspectos del juego, sobre todo en el físico, pero la SBA estaba dispuesta a dejar una buena imagen. Lo demostró Anton Katholm con cinco puntos consecutivos nada más empezar la segunda mitad. Sidi Gueye se encargó de despejar posibles dudas con un mate marca de la casa. Con el marcador ya decidido, el Madrid bajó el pie y en los dos últimos cuartos se pudieron ver destellos de calidad en los dos equipos, como el triple de Aleksa Dzimric para la SBA (72-34) o un alley oop entre Daniil Stolbetskiy y Gildas Giménez (86-48), pero con todos pensando ya en la jornada del domingo.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad