Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Preferente

Real Madrid-Estudiantes, todo un clásico para la final



La Liga Ahorramas júnior masculina terminará con clásico. Ya con el pasaporte para el Campeonato de España en el bolsillo, Real Madrid y Movistar Estudiantes se jugarán el título este domingo (19:30 h.) en Pez Volador. Los blancos demostraron su condición de favoritos ante el Fuenlabrada, mientras que el Estudiantes superó un duro encuentro contra el anfitrión Real Canoe. Antes de la final, Fuenla y Canoe competirán por la tercera plaza para el Campeonato de España.



Acta digital en SWISH / Todos los partidos en directo en FBM TV



SEMIFINALES

Real Madrid 101 (23+24+23+31): Ismaila Diagne (10), Egor Demin (13), Hugo González (19), Mitar Bosnjakovic (9), Jan Vide (11) -cinco inicial- Aksel Laso (3), Asier Miguel Torrero (4), Abel Delicado (2), Szymon Piotr Nowicki (7), Mor Massamba Diop (10), Jesús Santano (8) y Amadou Traore (5).

Baloncesto Fuenlabrada A 32 (5+15+3+9): Kaya Shona Mutambirwa (8), Adama Traore (3), Paúl Domínguez (2), Javier Becerra (7), Javier Suárez (4) -cinco inicial- Osayamen Osalodor, Pablo Rodríguez (2), Destiny Iyoha, Pablo Vila (2), Pablo Casitas, Valentín García (4) y Rodrigo Marquina.

Árbitros: Garvín y Marta.

Acta digital en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

Real Madrid y Fuenlabrada repetían la (igualada) final de la temporada pasada, aunque esta vez la superioridad demostrada por los blancos durante la temporada aumentaba su etiqueta de favoritos. El Madrid no quiso esperar mucho para demostrarlo y en menos de un minuto mandaba por 4-0. El Fuenla estaba dispuesto a plantar batalla y Adama Traore lo demostró con un triple que, eso sí, tuvo cumplida respuesta con el 2+1 de la torre del Madrid, Ismaila Diagne. El choque era un duelo de titanes, muy físico en ambos bandos, pero, sobre todo, en el Madrid, un bloque de hormigón armado que también tiene tiro exterior, como demostró Egor Demin con cinco puntos consecutivos. La distancia creció hasta 14-3 mediado el primer cuarto. El Fuenlabrada lo intentaba en ataque, pero no podía superar el muro de un rival que, en el otro extremo de la cancha, era demoledor. De ahí el 23-5 del primer cuarto.

Con Jan Vide marcando el ritmo, Diagne dominando la pintura y Demin bombardeando desde fuera, el Madrid había marcado distancias desde el principio. Pese a ello, Fuenlabrada no le dio la espalda al encuentro y arrancó el segundo cuarto con cuatro puntos consecutivos. El 31-11 a siete minutos para el descanso reflejaba la superioridad de los blancos, pero también el espíritu combativo del Fuenla. Con mucho talento sobre la pista, el encuentro mantenía su atractivo, con acciones como los dos triples del especialista Javier Becerra (39-20), aunque, para despejar posibles dudas, el Madrid sumó ocho puntos más antes del descanso.

La segunda mitad confirmó la superioridad del vigente campeón. El exmadridista Kaya Shona Mutambirwa impulsaba al Fuenla, pero enfrente tenía a un Madrid impenetrable en defensa y demoledor en ataque, que entre los últimos minutos del segundo cuarto y casi todo el tercero encadenó un parcial de 29-1. Con todo decidido, el último periodo se movió a un ritmo vivo en los dos equipos. El Madrid haciendo gala de su amplia plantilla (todos jugaron, todos anotaron) y el Fuenla pensando ya en el choque del domingo en el que buscará una de las tres plazas para el Campeonato de España.


Real Canoe 50 (14+13+12+11): Ramón Fabián (8), Gabriel Tavier (8), Stefan Popa (7), Enrique Pascual (6), Eduardo Rodríguez (5) -cinco inicial- Eduardo Verdú (2), Miguel Kreisler, Eric Espinosa, Diego Escot (2), Juan Lapastora (6), Guillermo Pérez, Tomás Gaytán (6) y Joel Bondjale.

Movistar Estudiantes A 65 (23+12+11+19): Stefan Vaaks (10), Marcos Alonso (5), Miguel Sola (6), Sayon Keita (7), Felipe Díaz (2) -cinco inicial- Jesús Vilasánchez, Lucas Giovanetti (8), Pedro Robles (13), Hugo Bermejo (7), Mateo Batlle (3), Máximo García-Plata (4) y Biel Bonet.

Árbitros: Estíbaliz y Carrillo.

Acta digital en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

Después de dejar en la cuneta al segundo de la liga regular, Zentro Basket Madrid, el Real Canoe buscaba prolongar la hazaña ante el Movistar Estudiantes. Nada más empezar dos puntos de Ramón Fabián levantaron al (numerosísimo) público de Pez Volador. El histórico recinto canoísta nunca estuvo tan lleno. Enseguida llegó la réplica del Estu, un parcial de 0-6. El partido estaba encendido desde el principio. Stefan Vaaks lanzó al Estudiantes con un triple marca de la casa (4-9) y el ataque amarillo insistió hasta acortar distancias. El primer cuarto fue un intercambio de golpes sin pausa, ataques rápidos y acertados, con igualdad en el marcador (12-13) y en medio de un extraordinario ambiente.

El Estudiantes, siempre atrevido y directo, caminaba por delante (14-18 a 2:16), pero con el Canoe siempre a un paso, peleando por cada balón impulsado por el aliento de su público. Un triple de Lucas Giovanetti alejó a los colegiales hasta +9, el 14-23 con que terminó ese primer periodo. El Canoe buscaba el aro rival, pero siempre se encontraba con la réplica de un Estudiantes tan vertical como acertado, que poco después mantenía las distancias: 16-25. Cinco puntos del cadete Juan Lapastora (triple incluido) sirvieron para reducirlas (21-26) en un partido sin tiempo para pensar. Solo valía actuar, y rápido. Así, a la heroica, los anfitriones se pusieron a tres (23-26) certificando que el partido no tenía dueño. Otro cadete, Máximo García-Plata, dio aire al Estudiantes, pero era imposible quitarse de encima al Canoe. Al descanso, 27-35.

Marcos Alonso amplió la ventaja colegial nada más empezar la segunda mitad y enseguida Gabriel Tavier dejó las cosas como estaban. Tras el paso por los vestuarios, nada había cambiado: mismo ritmo, mismo descaro en los dos equipos y mismo acierto del Movistar Estudiantes, que intentaba aprovechar su mayor físico. La distancia creció hasta +13 (31-44) con el mate de Sayon Keita. Al Canoe se le ponía el encuentro cuesta arriba, pero no era la primera vez... Siete puntos seguidos, incluido el triple de Eduardo Rodríguez, demostraron que los anfitriones seguían ahí. También el 39-46 con que se llegó al último cuarto.

El Canoe metía presión al encuentro, pero sus tiros no entraban. Sí lo hizo el de Hugo Bermejo y poco después el triple de Pedro Robles que provocó el tiempo muerto de Fernando Sendino. El intento de reacción amarillo lo cortó Robles (determinante en ese tramo final) con otro triple. El Estudiantes aguantaba los arreones de un Canoe que buscaba una remontada cada vez más difícil, y que el paso del tiempo convirtió en imposible. El Movistar Estudiantes, justo finalista, peleará con el Real Madrid por el título y el Canoe con el Fuenlabrada por la tercera plaza en el Campeonato de España.


Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad