Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Preferente

Seis partidazos, seis campeones



Real Madrid (en júnior e infantil masculino), Movistar Estudiantes (júnior femenino y cadete masculino), BT (cadete femenino) y Rivas Parque Sureste (infantil femenino). La Copa Federación de la FBM coronó a sus primeros campeones en una extraordinaria jornada del mejor baloncesto de formación en Torrejón de Ardoz. Seis partidazos, todos ellos ofrecidos en directo por FBMTV, dictaron sentencia. Tras el paréntesis copero, la semana que viene vuelve la Liga...



Acta digital de todos los partidos en SWISH


Todas las finales en FBMTV


Logo JunMasEsp


Real Madrid 93 (14+24+24+31): Adrians Andzevs (5), Daniil Stolbetskiy, Gildas Giménez (8), Ignacio Rupérez (19), Mor Massamba Diop (28) -cinco inicial- Kyllian Michee (13), Guillermo Rodríguez (2), Ignacio Campoy (9), Sidi Gueye (5), Gunars Grinvalds (4) y Sergio Gómez.

Zentro Basket Madrid 76 (25+14+15+22): Alejandro Jiménez (7), Amadou Doumbia (14), Anton Harring Ostof (12), Lorenzo Diaconescu (12), Luka Alavidze (15) -cinco inicial- Birgir Halldorsson (2), Amadeo Vera, Jeremy Pinales, Marc Estapé (2), Eetu Heinonen (8), Johan Munch (2) y Keita Malienne (2).

Árbitros: Garvín y Delbaño.

Acta digital en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

Real Madrid y Zentro Basket pusieron el broche de oro a la maratoniana jornada de finales en Torrejón con todo un duelo de gigantes. La retirada de Daniil Stolbetskiy, con un fuerte golpe, fue el primer susto para el Madrid. El 0-7 de salida el segundo. Solo sustos porque Ignacio Rupérez abrió la reacción de los blancos con una valiente penetración. El Real Madrid ya estaba más asentado sobre la cancha, pero el Zentro Basket caminaba por delante (4-11) gracias a su mayor experiencia ante un rival plagado de cadetes aunque también de talento. El triple de Alejandro Jiménez lanzó a los de Fernando Reborio hasta el 4-18, aunque la reacción del Madrid dejó el primer parcial en 14-25.

 

Una de las claves estaba en el dominio del rebote por parte del Zentro Basket. La diferencia de físico se dejaba notar. Aun así los blancos cada vez se sentían más cómodos y sueltos. Sin nada que perder y mucho que aprender, el joven Madrid plantaba cara. Mor Massamba Diop se hizo fuerte bajo el tablero para sacar el 18-25 y, poco después, Kyllian Michee voló hacia el aro. Enfrente, el finlandés Eetu Heinonen acertó desde lejos. El partido ya respondía a lo esperado, un choque de trenes cada vez con menos distancia en el marcador (26-28 a 5:40 para el descanso). El Madrid compensaba el mayor físico de su rival con velocidad y descaro. Así, tirando de atrevimiento, Rupérez firmo las tablas y en un visto y no visto el Madrid dio la vuelta al partido: 33-30 a 3:45. Heinonen contraatacó desde larga distancia. Al descanso, 38-39.

Un mate de Mor Massamba Diop, con tiro adicional, abrió el espectáculo en la segunda mitad y, acto seguido, Michee anotó a la carrera. Potencia más velocidad, una combinación ganadora. La réplica del Zentro Basket la puso Anton Harring Ostof con dos contraataques. Mediado el tercer cuarto, el equilibrio se mantenía: 45-45. El Madrid tomó ventaja con un 5-0 y, cuando su rival se acercó, con un 7-0 que le valió para llegar al último cuarto con +8 (62-54). Apoyados en el músculo de Mor Massamba Diop, los blancos mantuvieron las distancias al comienzo del último (71-61 a 6:30), aunque siempre con la amenaza de un buen rival, como confirmó Luka Alavidze colándose hasta la cocina. Pero el Madrid, el Madrid del futuro, ya estaba en modo campeón y supo responder a cada golpe. Junto al rocoso Massamba Diop, brilló especialmente Ignacio Rupérez con 19 puntos.



Vantage Towers Alcobendas A 54 (14+17+8+15): Inés Tellene (6), Carlota de la Oliva (6), María Andrino (4), Adriana Arroyo (11), Yaiza Paredes (7) -cinco inicial- Sara Jiménez, Patricia Cusco, Paula García, Irene Yebra, Alicia Herrero (4), Natalia Camarero (5) y Lucía Lara (11).

Movistar Estudiantes 66 (21+10+23+12): Ana María Conde (9), Irene Fernández-Montes (16), Gabriela Escorial, Habtenesh Calvo (11), Marta Monroy (8) -cinco inicial- Irene Rey (4), Natalia Moya (2), Ana Blanco, Nuria Estradé, Candela García-Escribano, Patricia Gismera y Paola de Mier (14).

Árbitros: Argüelles y Balandro.

Acta digital en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

La final júnior femenina arrancó a toda velocidad y con el Movistar Estudiantes más acertado. A los tres minutos, las colegiales mandaban por 2-10. Cuando Irene Fernández-Montes sumó dos puntos más, el técnico del Vantage Towers Alcobendas, Alberto Andrés, paró el crono en busca de soluciones. El triple de Adriana Arroyo fue la primera y la rapidísima canasta de María Andrino la segunda. Mediado el primer cuarto, el Estudiantes seguía por delante (7-14), pero ante un Alcobendas más sólido que al principio. Eso sí, cuando mejor estaba el Alcobendas, llegó el triple de Fernández-Montes que permitió a las colegiales mantener las distancias. Al final del primer cuarto, 14-21.

El pulso se mantuvo al comienzo del segundo. El Vantage Towers Alcobendas intentaba recortar el camino obligando a su rival a tiros muy forzados. En ataque, Lucía Lara puso a su equipo a cinco (18-23), forzando el tiempo muerto de Luis Narro. A la presión defensiva las alcobendenses unieron un atrevimiento en ataque que dio como frutos los triples de Lara y Adriana Arroyo. Por primera vez el Alcobendas se ponía por delante (24-23) en un partido cien por cien intenso y cargado de acciones de calidad, como la penetración de Habtenesh Calvo o la réplica de Lucía Lara. Exhibición de talento y equilibrio en el marcador (29-29 a 2:50) para llegar al descanso con otro empate, a 31.

La segunda mitad empezó como la primera, con el Movistar Estudiantes mucho más acertado. En un abrir y cerrar de ojos, las colegiales encadenaron un parcial de 0-15, incluyendo los triples de Paola de Mier y Habtenesh Calvo. El Vantage Towers Alcobendas tenía que empezar de nuevo y se lanzó en busca de cada balón, pero esta vez el Estu estaba preparado. Las colegiales no cedieron ni un centímetro, como demostró el 39-54 con que se llegó al último cuarto. El Alcobendas no se daba por vencido y continuó buscando una remontada que se hacía más difícil con el paso de los minutos. Yaiza Paredes acortó el camino con el 43-54, pero a cinco minutos para el final casi nada había cambiado: 47-57. El Estudiantes imponía la fuerza y el talento de Ana María Conde, Paola de Mier o Habtenesh Calvo entre otras. La final entró en el último minuto con 54-64, ya en manos de las colegiales.


Logo CadMasEsp


Real Madrid A 62 (18+13+23+8): Mario Lozano (5), Manuel García (7), Tomás Punzano (2), Marcos Zurita (9), Mahamadou Landoure (15) -cinco inicial- Vadim Vorontsov (2), Maximiano Haro (11), Santiago Baffour (2), Gabriel Fata (2) y Baptiste Moussa (7).

Movistar Estudiantes A 71 (27+12+20+12): Juan Batlle (3), Sergio Corrales (11), Sayon Keita (2), Daniel Caraballo (2), Máximo García-Plata (17) -cinco inicial- Jorge González (14), Dominique Fisher (4), Bily Tieno, Iván Santamaría (7), David Almenara (2), Jorge Alonso (5) y Héctor Utrero (4).

Árbitros: Juanpe y Tabales.

Acta digital en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

Dos clásicos frente a frente. Real Madrid y Movistar Estudiantes se enfrentaban en un partido que comenzó igualado (2-2). Cuando el Estu intentó escaparse, llegó el triple de Manuel García, que abrió un parcial de 7-0 para el Madrid, pero el 9-8 mediado el primer cuarto evidenciaba la igualdad de fuerzas entre dos equipos que jugaban a lo mismo, a mostrar todo su talento. Como hizo Manuel García colándose bajo el aro para asistir a Baptiste Moussa el 15-10. El Madrid apretaba y Tomás Punzano abrió algo más la brecha. El Estu tenía que reaccionar y lo hizo a lo grande. El triplazo de Jorge Alonso marcó el inicio de un parcial de 0-15, que incluyó dos triples consecutivos a cargo de Jorge González. Con rachas para unos y otos, el primer cuarto se cerró con 18-27.

En el segundo, el Madrid salió dispuesto a remontar. El músculo de Mahamadou Landoure cobró protagonismo, aunque el maliense siempre tenía al lado a Sayon Keita. Controlando a las piezas clave de su rival, el Estudiantes se mantenía por delante (21-31 a 5:27). Gran parte del mérito estaba en la defensa, con continuas ayudas. Marcos Zurita la rompió a la carrera para que Maximiano Haro acortara distancias, pero el Madrid podía hacer poco más ante una defensa muy pegajosa e incómoda. Durate los últimos minutos del primer tiempo, el partido se convirtió en un correcalles que apenas cambió nada: 31-39 al descanso.

Pese a los intentos de Madrid, el Estudiantes mantuvo la distancia al comienzo de la segunda mitad (38-46 a 5:54) en un partido en el que cada vez era más difícil anotar. Los colegiales movía y movían la bola en busca de un hueco, aunque muchas veces tenían que finalizar desde lejos. El Madrid recurría a Zurita y Landoure para romper el muro. Poco a poco, los blancos recortaron (45-49 a 3:00), aunque el oportuno triple de Juan Batlle alejó de nuevo al Estu. Con 54-59 al final del tercer cuarto podía pasar de todo. Pese a tratarse de un equipo de primer año, incluso con algún infantil, el Madrid apretaba hasta el límite y se colocó a tres (58-61) antes del triple de Jorge González. El partido entró en su sprint final con el Estudiantes por delante. Un mate de Sayon Keita, el 58-66, reforzó su ventaja y el balón que cogió al vuelo Sergio Corrales sentenció el encuentro.


Logo CadFemEsp


Movistar Estudiantes A 47 (9+8+17+13): Itziar Serrano (16), Patricia Gismera (7), Ada Toribio (14), Yaiza Soriano (1), Ana María Gragera -cinco inicial- Paula Blázquez, Ana Blanco (3), Ana Mutavdzic, Adriana Díaz, Míriam Barbosa (2), Carla Blázquez (2) y Paula Sevilla (2).

BT A 67 (23+23+11+10): Mireya Sanz (20), Julia Marchena (19), Adriana García (2), Beatriz Pérez (9), Marta de la Fuente (4) -cinco inicial- Isabel Yenes (3), Carmen Sánchez-Ramos (6), Laura Turégano (2), Marina Lázaro (2) y Ruth Segundo.

Árbitros: Valiente y Molina.

Acta digital en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

Movistar Estudiantes y BT se enfrentaban por tercera vez en la temporada. Las dos primeras, en Liga, terminaron con ajustados triunfos torresanos: 76-72 y 67-78. Y en el tercer asalto, el BT también empezó por delante... Un 5-11 a los cuatro minutos provocó el tiempo muerto del técnico colegial, Daniel Carabaño. La intensidad torresana, completada con el acierto de Beatriz Pérez y Julia Marchena, hacía daño. El vendaval se prolongó después de la pausa con un 0-10 (5-21). La fuerza del BT no solo estaba en el ataque, también en una defensa que frenaba cada intento del Estu. Se trataba de robar y correr a toda velocidad. Al final del primer cuarto, las colegiales tomaron nota, también apretaron en defensa y encadenaron un 0-4, aunque Beatriz Pérez firmó sobre la bocina el 9-23.

Al comienzo del segundo cuarto, las mini women in black buscaron la remontada con un juego más abierto, alegre... y arriesgado. Sin embargo, enfrente el BT no daba ningún síntoma de debilidad. Las torresanas primero mantuvieron las distancias (13-29 a 6:03) y después las ampliaron (15-36 a 5:02) hasta el punto de provocar un nuevo parón en el banquillo colegial. El Estudiantes lo intentaba de todas las formas posibles, pero era imposible romper el muro torresano mientras, en el otro aro, el BT seguía a lo suyo, a correr y volar. De ahí el 17-46 del descanso, con un segundo parcial casi calcado al primero.

El Estudiantes volvió a intentarlo al salir del vestuario. Al menos consiguió frenar el ataque rival. Recortar era otra historia más complicada, porque la defensa del BT mantenía su solidez. Tuvo que ser desde lejos (Itziar Serrano) y a la carrera (Ada Toribio) como la reacción del Estu se reflejara en el marcador. Otro triple de Serrano significó el 24-48 (parcial de 7-2). La aportación bajo los aros de Adriana Díaz reforzó el intento de escalada, mientras el BT sufría la baja de Beatriz Pérez. Pese a todo, con Mireya Sanz y Julia Marchena al frente, las torresanas mantuvieron un amplio margen al final del tercer periodo: 34-57. El Estudiantes nunca bajó los brazos, pero el paso del tiempo (40-65 a 5:20, 47-65 a 3:22..) y la inagotable intensidad del BT llevó la Copa Federación a Torrelodones.



Real Madrid A 71 (18+13+17+23): Aaron Patrick Ona (14), Rafael Corta (12), Gonzalo de Bonrostro (7), Aikel Marvis Víctor (6), Osa Owolabi Hadi (10) -cinco inicial- Daniel Salas (5), Adrián Arredondo (4), Arturo Blanco-Argibay (2) y Mario Bustinza (11).

Real Canoe 48 (15+13+11+9): Alfredo Durán (5), Pablo Roca (6), Pablo Lozano (10), Jacobo del Corral (9), Osamudiamen Idehen (6) -cinco iinicial- Manuel Villanueva (1), Martí López (3), Cristóbal Enabulele (2), Iván Jiménez, Álvaro Martínez, Miguel Blázquez (3) y Carlos Álvarez (3).

Árbitros: Estíbaliz y Vital.

Acta digital en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

La final infantil masculina empezó con máximo equilibrio (6-6). El Madrid intentó romperlo con un parcial de 5-0, pero los amarillos reaccionaron bien. El triple de Jacobo del Corral y la contra de Osamudiamen Idehen devolvieron las tablas (11-11) siempre dentro de un encuentro vibrante, de ida y vuelta, propio de la categoría. A dos minutos para el final del cuarto, otro empate, a 14, que deshizo Aaron Ona con una valiente penetración. Los blancos aguantaron por delante hasta apuntarse el primer periodo por 18-15.

El Madrid mantuvo esa (ligera) distancia al comienzo del segundo, apoyado en la velocidad de todo el equipo y el acierto de Aaron Ona, ya en 8 puntos. El Canoe llegó a acercarse a uno (20-19) antes del nuevo estirón blanco. Poco después, Osamudiamen Idehen volvió a arrimar a su equipo (24-23) y Rafael Corta alejó el peligro desde los tiros libres. La insistencia amarilla tuvo premio por fin con el empate a 25 que confirmaba la igualdad del partido. Tambien lo hizo el segundo parcial, un 13-13 que llevó al 31-28 del descanso.

El comienzo de la segunda parte mantuvo el mismo argumento, con el Real Madrid un paso por delante, pero sin conseguir alejar a su rival... hasta que Mario Bustinza atrapó un rebote ofensivo para firmar el +8 (39-31). Punto a punto, con mucho trabajo, un Madrid coral marcaba distancias. Alfredo Durán intentó evitar la escapada desde fuera, pero, bajo el mando del omnipresente Aaron Ona, el Madrid sacaba provecho de sus ataques en forma de puntos o de faltas. Así mantuvo abierta la brecha. Un robo de Adrián Arredondo culminó con el 43-33 a cargo de Osa Owolabi Hadi y provocó el tiempo muerto de Jaime Cubero. Su equipo reaccionó bien, aunque no pudo evitar el 48-39 del tercer cuarto. Al Madrid se le podía aguantar, pero remontar era mucho más complicado. El Canoe lo intentó, con Pablo Roca multiplicándose en la pintura, pero a 5:45 para el final casi nada había cambiado (54-45). Pese a su juventud, con algunos jugadores de primer año, el Madrid no solo aguantó la ofensiva sino que terminó por adueñarse del partido.


Logo InfFemEsp


Rivas Parque Sureste 72 (11+21+19+21): Cristina García-Fraile (9), Yaiza Bravo (6), Julia Izquierdo (12), Paula Morales (15), Carla Solano (6) -cinco inicial- Diana López-Doriga (4), África Lázaro (2), Jimena Álvarez (2), Marta Gonzalo (6), Laura Alonso (3) y Celia López-Doriga (7).

Movistar Estudiantes 67 (12+20+14+21): Paula Piñar, Paula García-Fraile, Elena García (14), María Arredondo (17), Noelia Cosoveanu (4) -cinco inicial- Natalia Allen (4), Paulina Téllez (14), Clara Martínez, Worthy Odion Lords (8), Marina Bravo (2), Carmen González y Eva Batlle (2).

Árbitros: Rafa y Albaladejo.

Acta digital en SWISH (NBN23)

Partido completo en FBMTV

La final infantil femenina comenzó con equilibrio y muchos nervios en los dos equipos. De ahí el 1-1 a los tres minutos de juego. Rivas Parque Sureste y Movistar Estudiantes se conocían de sobra (aún más las hermanas García-Fraile, una en cada equipo). Cuando el Estu rompió ese empate por medio de Elena García llegó el triple de Carla Solano para Rivas. Los dos equipos buscaban más el juego exterior que el interior, pero el marcador tardaba en moverse. África Lázaro consiguió colarse, y Laura Alonso alimentó la ventaja ripense anotando el 11-7 desde lejos. El Estu aguantó y remontó. El 11-12 del primer cuarto reflejaba la enorme igualdad del encuentro.

Al estirón del Estu siguió uno del Rivas Parque Sureste, un 5-0. Enseguida el encuentro volvió al equilibrio inicial (16-14), pero con mucho, muchísimo más ritmo. Las ripenses, más directas, buscaban la escapada, pero el Estudiantes, muy firme, contestaba a cada ofensiva. A 5:30 para el descanso, el duelo estaba en tablas (19-19) con los dos equipos ofreciendo lo mejor de sí mismos. Un baloncesto rápido, atrevido... y mucho más acertado que en los primeros minutos. Al descanso, otro empate, 32-32.

La segunda mitad arrancó con el triple de María Arredondo pàra el Estudiantes y la inmediata reacción ripense. Otra vez empate. Mediado el tercer cuarto, el Rivas Parque Sureste cobró algo de ventaja (40-36), que, como no podía ser de otra forma, se quedó en nada poco después: 40-40 a 4:15. El nuevo intento ripense sí valió para llegar al último cuarto por delante (51-46), pero aún quedaba mucho, muchísimo partido...  Lo demostró el Estudiantes acortando distancias al comienzo del último. A 7:38 para el final, el margen era mínimo (56-53), aunque siempre con el Rivas Parque Sureste un paso por delante. La penetración de Paulina Téllez apretó el partido (58-57) y provocó el tiempo muerto de Samuel Villaseca. Quedaban cinco minutos de infarto, con más empates: 59-59 a 3:32, 61-61 a 3:00... La final entró en el último minuto con 65-63 para el Rivas Parque Sureste. El 2+1 de Julia Izquierdo y el triple de Marta Gonzalo (atrevimiento ante todo) otorgaron la ventaja decisiva.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad: