Federación de Baloncesto de Madrid

Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - Nacionales

El Madrid remonta, aguanta...¡y a la final!



El Real Madrid tiró de oficio, plantilla y garra para superar al Lenovo Tenerife por 85-79 y meterse en la final de la Copa del Rey (domingo, 18:30 h. en el WiZink Center). Los blancos remontaron un comienzo adverso (hasta 18 abajo) con Sergio Llull echándose el equipo a la espalda en el momento más oportuno, y cuando se pusieron por delante aguantaron los intentos de su rival. Fotos: ACB.

El comienzo del partido confirmó que el Real Madrid no lo iba a tener nada fácil ante un Lenovo Tenerife que no solo empezó con un 0-6 (dos triples marca de la casa) sino que mantuvo la delantera durante todo el primer cuarto (9-13, 11-19...) Un periodo marcado por los tiros lejanos y los intentos del Madrid por acercarse en el marcador. Cuando estaba más cerca, Emir Sulejmanovic anotó los dos puntos que fijaron el 19-23 con que terminó ese primer cuarto.

Un parcial de 0-4 amplió la diferencia al comienzo del segundo, y el triple de Tyler Cavanaugh (20-32) encendió la señal de alarma en el banquillo blanco. Aunque Gabriel Deck recortó, los tinerfeños prolongaron el bombardeo por medio de Bruno Fitipaldo (dos seguidos)... Llegaba la hora de reaccionar. Sergio Llull se echó el equipo a la espalda con dos penetraciones consecutivas y Jaycee Carroll siguió su estela. El Lenovo Tenerife aguantó al principio (32-44 a 1:56), hasta que un triple de Rudy Fernández rompió la barrera de los diez (35-44) y la canasta de Deck provocó el tiempo muerto de Chus Vidorreta. No sirvió de mucho. Un triple de Fabien Causeur dejó al Madrid a solo seis puntos: 40-46 al descanso.

Un mate de Edy Tavares prolongó la escalada del Madrid al comienzo de la segunda mitad, aunque Spencer Butterfield la frenó con un triple. El Lenovo Tenerife resistía los intentos de un Madrid más orientado al juego interior, con Tavares como eje. La réplica isleña llegó de la mano de Fran Guerra, que firmó el 46-55 con un espectacular mate. El tercer cuarto fue un intenso pulso con el Madrid mucho mejor y cada vez más cerca (53-57 a 5:18, 55-59 a 3:04...). Dos tiros libres transformados por Carroll dejaron a su equipo a dos (57-59) y otros dos culminaron por fin la remontada a 1:43 para el final del tercer cuarto. El 61-59, tras un robo de Causeur, provocó el tiempo muerto de Vidorreta. Aunque Causeur prolongó la racha, la semifinal llegó al último cuarto con un mínimo 65-62. El Madrid había ido de menos a más y mantuvo la iniciativa en el marcador al comienzo de ese último periodo, aunque con su rival siempre a un paso (67-64 a 7:17, 69-66 a 5:50, 73-70 a 4:20...). Un triple de Deck despegó por fin al Madrid y otro de Causeur llevó al +7 (79-72) con menos de tres minutos por delante. Aunque el triple de Aaron Doornekamp puso emoción (81-77), esa renta fue suficiente para un Madrid más experto en estas lides. ¡Nueva final para los de Laso!

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad