Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - Nacionales

Estudiantes se acostumbra a ganar



De penalti en el último minuto o con un tiro libre transformado por Linda Rubene en el último segundo (que viene a ser algo parecido). Lo importante es ganar, y el Movistar Estudiantes volvió a hacerlo. Ya van trece victorias seguidas para las 'women...

20170401 PJLF21De penalti en el último minuto o con un tiro libre transformado por Linda Rubene en el último segundo (que viene a ser algo parecido). Lo importante es ganar, y el Movistar Estudiantes volvió a hacerlo. Ya van trece victorias seguidas para las 'women in black' en el Grupo B de Liga Femenina 2; la última en un durísimo encuentro contra el Pacisa Alcobendas, uno de sus futuros rivales en la Fase de Ascenso a la máxima categoría. Un triunfo por 71-70 que no solo tiene  valor moral (las colegiales lo celebraron a lo grande en un abarrotado Magariños) sino que concede un buen puesto en la parrilla de salida hacia la cita de dentro de tres semanas en León.



 

 

Movistar Estudiantes 71 (19+15+17+20): Linda Rubene, Inés Orselli, Alejandra Quirante, Mariana González, Irene San Román -cinco inicial- Natalia López, Teresa López, Clara Rodríguez, Rocío Torcal, Irene San Andrés y Laura San Bartolomé.

Pacisa Alcobendas 70 (15+9+27+19): María Malpartida, Paula Palomares, Nina Djokovic, Aitana Cuevas, Celia Menéndez -cinco inicial- Sheila Mangada, Irene Oña, Marta Pleite, Sara Gutiérrez, Irene Sempere y Narlyn Mosquera.

Árbitros: González Zumajo y Chacón.

Estadísticas

Antes de comenzar el encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria del entrenador Pablo Casado, responsable de la cantera del Estudiantes en los años setenta y ochenta, que falleció el pasado lunes. Durante el calentamiento, las jugadoras del Pacisa Alcobendas lucieron mensajes de apoyo a su presidente, Vicente Hontangas, que fiue intervenido de urgencia el viernes.

Irene San Román se encargó de abrir el marcador para un Movistar Estudiantes que llegaba a la penúltima jornada de liga lanzado, con doce victorias consecutivas, pero enseguida Aitana Cuevas empató y confirmó que se trataba de un choque muy igualado. Los dos equipos salieron directos al aro, aunque también con mucha precipitación y escaso acierto. De nuevo San Román vio aro, esta vez con un triple (5-2), cuando ya habían transcurrido tres minutos. Poco a poco, los dos equipos comenzaron a desplegar su juego. En el Estu, acciones que sus jugadoras tienen mecanizadas, un baloncesto practicado casi de memoria, completado con el acierto desde la línea de triple (así hizo Alejandra Quirante el 10-4); por el Alcobendas, la polivalencia de jugadoras como Celia Menéndez y Nina Djokovic. Una contra de libro, culminada por Mariana González, significó el 14-7 a 4:50 y, poco después, la capitana colegial (la mejor de su equipo) amplió la renta. José María Cerrato no esperó más y paró el crono. Pese al triple de Natalia López (19-11), la mejoría del Alcobendas, con una efectiva Narlyn Mosquera en la pintura, resultó evidente y el primer cuarto se cerró con un ajustado 19-15.

20170401 PJLF22Mariana González, rodeada de rivales, fue la máxima anotadora del partido con 18 puntos.

En el segundo, Cerrato reforzó el juego interior de su equipo reuniendo a Cuevas y Mosquera, pero, a cambio, abrió una vía a la velocidad del Estudiantes, por la que se coló Rocío Torcal para ampliar la ventaja. Las locales llevaban la iniciativa y se escaparon hasta +10 (25-15) cuando Linda Rubene rebañó el lanzamiento de Mariana González. Pero la clave estaba en el otro extremo de la cancha, en los enormes problemas del Alcobendas para anotar. No lo consiguió hasta el ecuador de ese segundo cuarto, cuando Irene Sempere firmó el 27-17. Pese a la ligera mejoría del Alcobendas en los últimos minutos de ese periodo (empañada por la seria lesión de Irene Oña), la superioridad local se reflejó en el 34-24 del descanso.

20170401 PJLF23Rocío Torcal vuela hacia el aro del Pacisa Alcobendas.

El Alcobendas salió del vestuario fuerte, con dos puntos de Celia Menéndez, pero el Estudiantes continuaba muy sólido. Quirante mandaba por fuera y Mariana González por dentro. De hecho, la capitana hizo el 40-28, la máxima diferencia del partido. Sin embargo, las visitantes empezaban a pisar el acelerador. La mejor prueba estuvo en los lanzamientos de Paula Palomares y Nina Djokovic, que estrecharon el marcador hasta 42-35 a 5:42. La tercera falta de Mariana González fue un golpe para el Estudiantes, quizá mayor que el nuevo triple de la especialista Palomares, que añadió emoción: 44-40 a 3:36. Un suspense que fue a más con el 47-46 (Sheila Mangada) y el 51-51 con que terminó el tercer periodo. El Alcobendas había ido de menos a más, pero empezaba un partido nuevo, un encuentro de solo 10 minutos. Muy seguras atrás, con la velocidad de Quirante y San Román, y la garantía que daba tener a Mariana González bajo el aro, las locales encadenaron un parcial de 6-0 (57-51) que provocó el tiempo muerto de Cerrato. La mejor noticia posible para el Alcobendas fue la cuarta falta de Mariana González (ya con 18 puntos). En los minutos que estuvo en el banquillo, Linda Rubene asumió los galones y emprendió un particular duelo con Celia Menéndez, mientras por fuera había otro de triples entre Torcal y Palomares. La quinta falta de la capitana local a tres minutos para el final (68-59), se notó mucho más. Aitana Cuevas se adueñó por fin de la zona y ocho puntos suyos llevaron al Alcobendas a su primera ventaja, un 69-70 en el último minuto del partido. Linda Rubene empató desde los tiros libre a 25 segundos para el final. Un vibrante desenlace en el que Sheila Mangada erró dos tiros y Rubene anotó uno, el decisivo. A partir de ahí, la fiesta en el Magariños y la racha del Estudiantes que se mantiene antes de una Fase de Ascenso que promete mucha, muchísima emoción.

20170401 PJLF24Aitana Cuevas anotó los ocho últimos puntos del Alcobendas.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: