Publicidad:
Publicidad

ENTRENADORES - Clinics

Un Clinic de Navidad diferente



Por primera vez, obligado por las circunstancias, el Clinic de Navidad organizado por la Escuela de Entrenadores de la FBM se celebró en formato online y, por este motivo, solo para los alumnos de los cursos. La vocación formativa fue la misma de siempre, incluso más acentuada, con la participación de cuatro ponentes de primer nivel (Rubén Domínguez, José Luis Pichel, Cristino Menor y Jota Cuspinera) y mucha participación por parte de los alumnos.



En la primera charla del miércoles 16, Rubén Domínguez habló de 'Comunicación para liderar'. Lo primero es establecer objetivos, tener las ideas claras y saber transmitirlas para convencer a la persona que nos dirigimos; en este caso el jugador. Para ello, el técnico marcó tres dimensiones: el resultado, el mensaje y la emoción. "Tenemos que ser capaces de transmitir emociones con los mensajes porque es imposible aprender algo si no hay emoción". Con un apunte: "A los niños hay que transmitirles emociones positivas".
 
También hay tres niveles de profundidad: la información, generar una impresión, una imagen, e impulsar a la acción. "Hay que saber qué motiva a los deportistas, qué les hace avanzar. Tenemos que hacerles ver que tienen una necesidad que ni siquera ellos conocen", señaló Rubén Domínguez, que cerró la charla con cuatro claves para liderar: preocuparse por las personas ("solo permitimos que influyan en nosotros a quienes se preocupan por nosotros"), respeto, confianza y creer firmemente en la idea. "Hay que conectar con los deportistas, demostrarles que nos preocupamos por ellos y que confiamos en ellos", concluyó.



Continuó José Luis Pichel con una charla sobre el desarrollo de los aleros. El técnico, con una amplia experiencia en el baloncesto de cantera, destacó la alta participación de los aleros en el baloncesto moderno: "Tienen una participación altísima, en ataque y en defensa. Jugadores y jugadoras que fueron formados en el tres, como Jonathan Barreiro, Dani Díez, Alba Torrens... definen nuevos espacios. Pasan muchos minutos en posición de cuatro, aunque su juego no ha variado; lo que han variado son los espacios".

Pero los grandes modelos de la charla fueron Gabriel Deck y Javier Beirán. "Son ejemplos de versatilidad, capaces de hacer muchas cosas, de dominar muchas acciones distintas..." Con vídeos de estos dos jugadores y de alguno más (Rokas Giedraitis, Edgar Vicedo...), Pichel mostró distintas situaciones como juego de espaldas o salidas bloqueadas. Primero en ataque y, durante la última media hora, en defensa, donde destacó el mismatch interior. "Gran parte del trabajo que lleva al tres al éxito es entrenable desde categorías de formación", concluyó.

El clinic continuó el jueves con la charla de Cristino Menor sobre 'Objetivos técnico-tácticos para categorías de formación'. El técnico gallego arancó con una reflexión: "¿Qué necesitan los jugadores para llegar? ¿Y qué significa llegar? Lo más importante no es que lleguen más rápido sino lo más alto que puedan. Que se enganchen, que no lo dejen y que maximicen su talento..." En su recorrido el jugador está acompañado por los entrenadores, que "están al servicio de los equipos y deben encajar objetivos individuales en los objetivos colectivos del club". Así, el técnico recordó su experiencia en el Oporto portugués: "No gané nada, pero me sentí parte de lo que se ganó después. Esa sensación de recorrido para un entrenador de formación es brutal".



Cristino Menor emprendió un repaso por las distintas categorías, empezando por un rápido vistazo al babybasket: "A estas edades empezamos a captar jugadores, pero no sé trabajar con ellos y creo que hay que ser muy, muy bueno para hacerlo". De minibasket recordó su experiencia personal con Juan Carlos Navarro y su 'bomba'. En infantil llega el desarrollo de la táctica individual y recomendó hacer equipos largos. Y en cadete y júnior, la técnica individual se adapta a los elementos tácticos con la introducción del bloqueo. Los años de formación terminan en júnior, "aunque hay jugadores que están terminando una etapa y otros que la están empezando. Son dos posturas muy diferentes". Para Cristino Menor, "el equilibrio entre dirigir un equipo y formar jugadores dentro de un equipo es el verdadero reto del entrenador".

El encargado de cerrar el clinic fue Jota Cuspinera, con una charla sobre defensas alternativas, que, como la anterior, también empezó con preguntas: "¿Qué es una defensa alternativa? ¿Para qué la usamos? ¿Podemos utilizar las defensas alternativas con un fin formativo?". Desde el primer momento, Cuspinera alentó a los alumnos de los cursos a intervenir, "porque la mejor forma de crecer es hacernos preguntas", y ellos respondieron en una charla muy interactiva.

"Cuando el baloncesto se empieza a complicar, hay un elemento fundamental: el entendimiento del juego. Como entrenadores, ¿lo entendéis?... porque no se puede enseñar ni explicar lo que no se conoce", La respuesta está en la experiencia y, desde la suya, Jota Cuspinera, señaló que "los buenos entrenadores simplifican su baloncesto, pero antes tienen que vivir toda su complejidad, tienen que conocerlo, descubrir las cosas que son efectivas y los detalles que se pueden tocar". A partir de ahí, el técnico brindó una serie de ideas, opciones y normas para aplicar en la cancha. "Cuanto más simplifiqués vuestro baloncesto sin renunciar a las distintas situaciones más fácil va a ser para vuestros jugadores entenderlo y aplicarlo en el campo", recomendó antes de pasar a un largo turno de preguntas que demostró el interés de los alumnos.
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: