Publicidad:
Publicidad

ENTRENADORES - Clinics

"Así se entrena, así se juega"



El Clinic Estival 2011 para entrenadores de formación, celebrado en las instalaciones deportivas del Canal de Isabel II, ofreció cuatro charlas de alto contenido práctico y didáctico. Gustavo Aranzana, Miguel Méndez y Guillermo Hernández hablaron del...

Clinic Estival 2011El Clinic Estival 2011 para entrenadores de formación, celebrado en las instalaciones deportivas del Canal de Isabel II, ofreció cuatro charlas de alto contenido práctico y didáctico. Gustavo Aranzana, Miguel Méndez y Guillermo Hernández hablaron del aprovechamiento de espacios, de la planificación del tiempo de entrenamiento  y  de la coordinación de pies y brazos. Y siempre con el gusto por el detalle porque, como coincidieron los tres técnicos, "al baloncesto se juega como se entrena".



 

Gustavo Aranzana, técnico del CB Cáceres de LEB Oro, fue el protagonista absoluto de la primera jornada con dos charlas consecutivas. El Clinic se abrió con la 'Generación de ventajas y aprovechamiento de espacios'; es decir, cómo moverse sobre la cancha para conseguir situaciones de superioridad. Aranzana ofreció todo un muestrario de ejemplos sobre la pista del Canal: penetraciones, frontales y laterales, y  movimientos para ocupar de manera adecuada los espacios al salir del bloqueos indirectos o directos.

ClinicEstival11Aranzana2Gustavo Aranzana, durante su charla inicial.

El entrenador vallisoletano comenzó su charla con varias claves como cambiar el balón de lado hasta el final del ataque, jugar siempre con un pase extra y ocupar bien los espacios. Según Aranzana, "hay que saber jugar con balón y sin balón porque tan importantes son los espacios como los tiempos  de juego y las pausas. El hombre que maneja el balón debe tener libertad y creatividad; al que no lo lleva, rigor y disciplina".

Todo esto se vio sobre el parqué desde con los primeros ejercicios 5x0 de penetraciones frontales para trabajar dos aspectos: leer la defensa y crear espacios. Los movimientos de los tres 'pequeños' ("da igual que la penetración la haga el 1, el 2 o el 3") y de los pívots centraron la atención del conferenciante y del los asistentes. De ahí se pasó a las penetraciones laterales. Sobre la marcha, Aranzana ofreció consejos: "Cuando suelto el balón, tengo que seguir jugando, y siempre debo saber donde tengo que ir".

ClinicEstival11Aranzana3El técnico condensó su filosofía del baloncesto en apenas dos horas y media de charla.

El tercer apartado fue la generación de espacios a través de un pase interior y sus distintas opciones, como el juego interior y el bloque indirecto sobre el jugador exterior, o el corte por la línea de fondo. Y después, la penetración a partir de un bloqueo indirecto o desde un bloqueo directo. "Hay que cuidar los detalles porque se juega como se entrena", fue uno de los principales consejos del técnico a los técnicos de formación presentes en el Canal antes de concluir la primera charla con un ejercicio de tiro a toda cancha.

Más formativa todavía fue la segunda, dedicada a los tiempos de entrenamiento. En un modelo de concreción, Aranzana resumió en apenas una hora toda la preparación  técnica y táctica de un equipo durante una temporada, siempre bajo una premisa: "El entrenador no debe vivir en una fantasía porque entrenar no es dejar las cosas al azar. Es tener un método, trabajar para conseguir unos objetivos y aprovechar al máximo los recursos". No se olvidó de la figura del preparador físico, "que resulta fundamental para llegar en las mejores condiciones posibles al día del partido".

ClinicEstival11Aranzana4
Aranzana da explicaciones a los asistentes.

A partir de ahí, enumeró los diferentes ritmos de trabajo comenzando con el de Construcción, que sirve "para construir las normas que vamos a utilizar durante la temporada". Con un contenido más técnico que táctico, tiene tres niveles: 1 y 2, de intensidad baja, y 3, de intensidad alta. En el segundo ritmo, el de Velocidad, la exigencia aumenta. Aranzana lo demostró con ejercicios 3x0 y 4x0 de intensidad máxima que aconsejó poner en práctica en todas las sesiones durante 10 ó 12 minutos. 

ClinicEstival11Mendez1Miguel Méndez apostó por optimizar el tiempo de entrenamiento.

El tercero es el ritmo de Condición, entre 30 y 45 segundos de trabajo táctico diario. Como muestra, un ejemplo con diez jugadores que aconsejó practicar con doce (3x3x3x3). Los ritmos de Resistencia, (pase de la muerte, trenzas...) Competición (en la sesión más fuerte de la semana) y Afinamiento (scouting del rival) completaron el repaso. Desde la experiencia de su dilatada trayectoria, una lección condensada de cómo planificar los entrenamientos.

El miércoles, Miguel Méndez, entrenador del Rivas Ecópolis, también abordó la optimización del tiempo de entrenamiento pero desde otra perspectiva. En este caso no se trataba de los ritmos de trabajo sino de tres cuestiones fundamentales: el 1x1, los ejercicios de tiro y el trabajo sobre el pívot. Tras recordar que "no hay muchos jugadores capaces de generar una ventaja de un 1x1 porque falta la valentía, el desparpajo y la agresividad para hacerlo", emprendió una serie de ejercicios destinados a la mejorar de la técnica individual. Ruedas de calentamiento en las que -una de sus claves- además se trabajan otras facetas del juego.

ClinicEstival11Mendez2Méndez, en un momento de su charla.

La misma filosofía quedó patente en los ejercicios de tiro: sesiones de repetición que simulaban situaciones reales del juego, como salidas de bloqueos directos o indirectos. Méndez insistió en la importancia de los detalles: "Hay que estar pendiente de los gestos técnicos y hacerlos de la manera más correcta posible". Entre estos gestos, destacó el de mirar al defensor, algo que "parece fácil pero no lo es. Siempre vigilamos el balón pero nunca miramos hacia atrás". Todo un muestrario de ejercicios, siempre como un objetivo: "Optimizar el tiempo, aprovecharlo al máximo, porque en baloncesto está casi todo inventado y la diferencia entre un equipo y otro está en la calidad del trabajo".

En la última parte de su charla, demostró que tener una visión lo más completa posible de la cancha también es necesario en el pívot con ejercicios que, al igual que los anteriores, reunían distintos aspectos como el dribling, el dominio del balón o los bloqueos.

ClinicEstival11GHernandez1Guillermo Hernández aconsejó trabajar la coordinación.

La última charla del Clinic fue un monográfico de Guillermo Hernández sobre la coordinación. El profesor de la Escuela de Entrenadores de la FBM recordó que no hay apenas bibliografía sobre la coordinación en baloncesto "porque parece que es un deporte que se juega con las manos, pero el movimiento de los pies también es muy importante". Y para trabajarlo nada mejor que la 'escalera': distintas tiras (en este caso de caucho) situadas sobre el parqué, y numerosos ejercicios (con o sin balón), que se pueden realizar en cualquier momento de la sesión y son válidos para todas las categoría. Desde los más sencillos destinados a jugadores alevines o infantiles, hasta otros más complicados que los voluntarios que le ayudaron tuvieron problemas para realizar.

Guillermo Hernández relacionó muchos ejercicios con aspectos del juego como el desplazamiento lateral o la convecencia de aprender a botar el balón lo más lejos posible del cuerpo. Y entre los ejemplos, algunos tan curiosos como jugar a la vez al baloncesto y al fútbol o realizar malabares. Todo con un objetivo: "Mejorar la coordinación y la velocidad de brazos y piernas porque si lo conseguimos seremos mejores jugadores".

ClinicEstival11GHernandez2Los ejercicios con escalera cerraron el IV Clinic estival.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: