Publicidad:
Publicidad

ENTRENADORES - Clinics

Defensa y formación, en el II Clinic de Pascua



La defensa y el trabajo en las categorías de formación fueron las estrellas del II Clinic de Pascua, organizado por la Federación de Baloncesto de Madrid, que se celebró entre el miércoles y el jueves en el polideportivo Pedro Ferrándiz de Alcoben...

II Clinic de PascuaLa defensa y el trabajo en las categorías de formación fueron las estrellas del II Clinic de Pascua, organizado por la Federación de Baloncesto de Madrid, que se celebró entre el miércoles y el jueves en el polideportivo Pedro Ferrándiz de Alcobendas Cuatro técnicos de primer nivel dentro del baloncesto nacional y madrileño, Sito Alonso, Alberto Angulo, David Soria y Alberto Lorenzo, ofrecieron un muestrario de consejos, recursos y situaciones en unas charlas de alto contenido didáctico y práctico.



 


Sito Alonso da indicaciones durante su charla.

La actividad comenzó con la conferencia de Sito Alonso, ex entrenador del DKV Joventut de ACB. Una apasionada exposición de su particular filosofía defensiva, caracterizada por la intensidad, en la que rompió moldes desde el primer momento cuando aseguró que "a pesar de que está de moda, no creo en el scouting porque el jugador no debe ser una máquina. Mi filosofía no es decirle lo que tiene que hacer sino enseñarle por qué debe hacerlo".  Y enseguida puso manos a la obra con una especial atención a los movimientos y posturas adecuadas y su explicación correspondiente. Entre las claves de su modelo cobra importancia el movimiento porque "saltar y desplazarse no vale para nada. Solo sirve correr".

Con la colaboración en los ejercicios de jugadores infantiles del CB Alcobendas, Sito Alonso propuso la tensión, el esfuerzo y el trabajo constante como claves del juego defensivo. Tanto en los entrenamientos, "ningún jugador que ha entrenado conmigo se ha ido sin hacer el máximo esfuerzo porque si no lo hace, no juega", como en los partidos: "No hay que parar nunca de trabajar. Siempre a un nivel muy alto, y cuando estás cansado, al banco". Así, sin parar de trabajar, se consiguen objetivos como "la capacidad de ponerse delante del balón, no al lado del atacante". Pero para ello hay que 'activar' al jugador, a veces con pequeños trucos. Y Alonso puso como ejemplo situaciones reales con nombres reconocibles por todos los asistentes como Dimitris Diamantidis y Elmer Bennett.

Durante la última parte de su charla, Sito Alonso resumió su idea de la defensa en cinco puntos con denominaciones especialmente descriptivas:

  1. Pasaba por allí (.y ya que paso no me cuesta nada trabajar).
  2. Yo estoy aquí (.y el atacante debe verlo).
  3. Tú descansa que yo no puedo (.porque tengo que trabajar).
  4. No lo hagas tú solo (lo hacemos todos).
  5. La incertidumbre (.que hay que crear en el atacante).
Unos apartados que explicó en detalle tanto sobre la pista como mediante un vídeo con imágenes reales del DKV Joventut en ACB.


Más de un centenar de técnicos acudieron al polideportivo Pedro Ferrándiz.

La jornada del miércoles se completó con la intervención de Alberto Angulo, entrenador del Real Madrid de Liga EBA, quien habló del contraataque en categorías de formación. Fue una charla práctica, siempre con el balón como protagonista. En este caso fueron los jugadores de cadete de segundo año del club local los que echaron una mano al técnico madridista, quien insistió en varias ocasiones en las dos palabras clave del contraataque: "rapidez y eficacia"; sin olvidar otros objetivos secundarios como "sacar provecho de la desorganización del contrario".


Alberto Angulo, con los jugadores del CB Alcobendas.

Durante su exposición, Angulo puso en práctica sencillos ejercicios destinados a las categorías de formación con normas básicas pero esenciales como pasar lo más rápido posible al campo de ataque y coger el centro para tener la mejor opción de pase. El entrenador del Real Madrid fue aumentando progresivamente el nivel de complicación de las jugadas, desde 2x0 hasta 3x3, en ocasiones hasta con los diez jugadores en pista, y siempre insistiendo en la "repetición como forma de corregir errores y fijarse en los detalles".


David Soria habló de su experiencia
al frente de la selección infantil de Madrid.

De nuevo la cantera adquirió protagonismo el jueves con la primera charla. David Soria, seleccionador infantil masculino de Madrid, habló sobre cómo enseñar a competir a un jugador joven dentro del combinado autonómico. Soria explicó el proceso para elaborar cada año la selección, con las distintas convocatorias y concentraciones, y los criterios del cuerpo técnico que se resumen en uno solo: "Formar un equipo competitivo".

Durante hora y media, David Soria se centró en el trabajo de ataque. Bajo la premisa de conceder libertad a los jugadores y con la ayuda de los cadetes de primer año del CB Alcobendas, puso sobre la pista distintas tácticas colectivas de ataque: en estático, contra zonas, con bloqueos directos, defensas presionantes o incluso frente a zonas press. Comenzó con acciones de 4x5 que enseguida se convirtieron en 5x5. Siempre con intensidad, con la canasta contraria como objetivo y concediendo especial importancia al talento individual: "Buscamos jugadores que sean competitivos, incisivos, que sepan sacar ventaja, y tengan la capacidad y la decisión de meter canasta" porque como sentenció, "si tienes buenos jugadores, los entrenadores lo tenemos mucho más fácil".


Soria y algunos de los jugadores cadete que colaboraron en su exposición.

El Clinic se cerró con otro invitado de lujo, Alberto Lorenzo -entrenador ayudante del Asefa Estudiantes de ACB-, quien volvió a la defensa. Y lo hizo desde la primera duda que se le plantea al entrenador en proceso de formación: "Si tengo que construir una defensa, ¿por dónde empiezo? ¿Cuáles serían los primeros ejercicios para trabajarla?". Lorenzo se inclinó por situaciones de 3x3 y dejó claras sus intenciones: "La defensa no se trabaja para recuperar el balón, porque para eso se juega al fallo y a capturar el rebote. La defensa tiene que llevar a atacar mejor". Igual que Sito Alonso y David Soria, el técnico estudiantil deja abierta la puerta al talento de sus jugadores: "No hay que diseñar jugadas de laboratorio porque a veces es muy complicado identificar esas mismas acciones en un partido".

La exposición de Alberto Lorenzo también tuvo un alto contenido práctico. Entre otras situaciones, ensayó acciones con el balón a la espalda de los defensores e insistió en la necesidad de "que los jugadores cambien rápidamente de la mentalidad de ataque a la de defensa".


Alberto Lorenzo y su metodología defensiva cerraron el Clinic de Pascua.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: