Publicidad:
Publicidad

ACTUALIDAD - Noticias

"Mismo trato, mismas oportunidades"



El baloncesto es el deporte más practicado por mujeres en España con 130.539 licencias, un 34,6 por ciento del total. En la Federación de Baloncesto de Madrid, el porcentaje de licencias femeninas asciende al 37,6, pero aún queda camino "remando en la misma dirección, el de la igualdad de oportunidades, algo que ya se hace desde la federación", según Emilia Torres, presidenta del Pintobasket y miembro de la junta directiva de la FBM, que, junto al presidente Santos Moraga, analizó la situación del baloncesto femenino en vísperas del Día Internacional de la Mujer. En palabras del presidente, el camino para seguir creciendo pasa por "la sociedad, la educación y los clubs".



Las 130.539 licencias femeninas, según datos de 2020, prácticamente doblan al fútbol (77.461), que es el tercero en el ranking pese a su importante impulso en los últimos años. Un impulso que, en palabras de Santos Moraga, "le va a venir bien al conjunto del deporte". Esas más de 130.000 licencias femeninas suponen el 34,6 por ciento del total de licencias de baloncesto en España, que asciende a 376.352. En la Federación de Baloncesto de Madrid, el porcentaje es mayor. En la temporada actual 2021/22, hay 836 equipos femeninos, un 36,2 del total, y 11.714 licencias femeninas, un 37,6 por ciento sobre el total, tres puntos más que la media nacional. "Algo estarán haciendo bien los clubs", apunta el presidente de la FBM. Desde la temporada 2017/18 hasta la actual, el incremento de licencias femeninas es del 11,5 por ciento, similar al de las masculinas.

Curiosamente, en la Liga Marco Aldany de minibasket el porcentaje de licencias es parecido, un 37,07 por ciento (1.302 sobre el total de 3.512). Eso sí, el de equipos femeninos asciende al 44,8 por ciento (229 equipos sobre el total de 511). Un porcentaje que crece año tras año: 44,7 en la 2020/21, 43,9 en la 2019/20... "Cuesta mucho sacar equipos femeninos -señala Emilia Torres-, pero los clubs lo hacen, apuestan por ello, aunque sea con menos jugadoras, menos numerosos que los masculinos". 

¿Cómo se puede potenciar el deporte femenino? "Lo importante es la educación, tanto en los colegios como en las familias. Luego los clubs son los que tienen que trabajar con los padres para que a sus hijas las traten como a sus hijos, que traten a ambos igual. La sociedad va cambiando. ¿Y cómo cambia? Con la educación", señala Santos Moraga. "Hay que seguir trabajando en la misma dirección, remando con políticas en las que el deporte femenino, en este caso el baloncesto, sea atractivo y que todos, ellos y ellas, tengan las mismas oportunidades, algo que ya se está haciendo desde la federación. Que las familias vean que las chicas también tienen su sitio en el deporte federado. La clave está en las familias, que apoyen a las niñas, y en los clubs, que apuesten por tener secciones femeninas", apunta Emilia Torres.

¿Y por qué el baloncesto? Santos Moraga señala que "practicar cualquier deporte es importante, pero los deportes de equipo más por todo lo que aportan como el trabajo en común, la solidaridad... Y el baloncesto es un deporte en el que corres, saltas, te desplazas. Es completísimo desde el punto de vista de práctica deportiva tanto para hombres como para mujeres". Desde su experiencia al frente del Pintobasket, Emilia Torres señala que "a las niñas les gusta el baloncesto y es un deporte que crea vínculos entre las jugadoras".

Una de las claves para la promoción del deporte femenino en general, y el baloncesto en particular, es la búsqueda de referentes. "Y es muy importante dar visibilidad a esos referentes para que las niñas quieran ser como Amaya Valdemoro, Laia Palau o Alba Torrens. Todos los niños quieren ser Gasol o Ricky Rubio, pero a las niñas todavía les cuesta dar nombres", reconoce Emilia Torres, que también apuesta por llevar a las más jóvenes a ver partidos de Liga Femenina Endesa, elogiando la cercanía de las jugadoras: "Laia Palau llega y se hace fotos con las niñas, y eso hace que ellas quieran seguir". En su opinión, la promoción desde la base también pasa por llevar el baloncesto a los colegios y por las jornadas de babybasket de la FBM, "que cuentan con muchísimas niñas".

El paso siguiente para los clubs es la formación de entrenadoras. "Igual que se les invita a que sean anotadoras -comenta Emilia Torres- también hay que animarlas a que hagan los cursos de entrenador y que vean como una oportunidad  formarse y dirigir equipos".


Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: