Publicidad:
Publicidad

PORTADA - NOTICIAS

"Dominar lo fácil para conseguir lo difícil"



El XII Clinic de Navidad, organizado por la Escuela de Entrenadores de la FBM, repasó el ataque desde el saque de fondo (Jota Cuspinera), la construcción de una defensa individual (Santiago Alejandro) y diferentes modelos de trabajo: Sasha Stratijev se fijó en la selección japonesa femenina, sorprendente subcampeona olímpica, y en el Efes turco. Pero el clinic tuvo un hilo común: la apuesta por la sencillez, por la formación y por dominar lo fácil antes de buscar lo difícil.


Sasha Stratijev abrió el clinic con una charla sobre la selección femenina de Japón, sorprendente subcampeona olímpica en los Juegos de Tokio, un tema que podría parece lejano. Pero la clave está en el proyecto, en la filosofía del entrenador. En este caso, el americano Tom Hovasse. "Un proyecto es la base para que todo funcione, para saber hacia dónde se va y qué método se va a utilizar", señaló Stratijev. Tras unas líneas maestras sobre el baloncesto femenino japonés (solo 12 equipos y unas 150 jugadoras, campus de tecnificación en junio...) el técnico analizó el trabajo de Hovasse. Lo primero es "conocer la cultura y la educación de Japón" y también "ser consciente de las limitaciones del equipo y asumirlas".

Con esas premisas, Stratijev utilizó vídeos para mostrar las líneas maestras de ese proyecto: mantener el ritmo de juego hasta el final (al margen del marcador), continuo trabajo sin balón, equilibrio en el juego exterior-interior... Como dijo el ponente, "formas de trabajar sencillas, pero muy trabajadas. Cuánto más sencillo es el juego, es mejor y más difícil de defender". Y junto ese trabajo técnico-táctico, está "la disposición de disfrutar de la experiencia... Cuando he visto a la selección de Japón -apuntó- me ha llamado la atención ver que el equipo se divierte. Y eso es lo que tenemos que ofrecer a los jugadores, sobre todo a los niños, que se motiven, que se diviertan, que disfruten... ¿Solo cuando ganamos? No. Cuando perdemos también trabajamos y nos divertimos".

La segunda charla del miércoles corrió a cargo de Jota Cuspinera y se centró en los en los saques de fondo, "en el fondo en el que queremos anotar", aclaró el entrenador del Movistar Estudiantes, que abrió la charla con un dato llamativo: solo se producen 4,4 acciones similares de media en un partido, uno por cuarto. Entonces, ¿por qué son tan importantes? "Porque en un encuentro igualado a lo mejor te juegas el partido en un saque de fondo o de banda".

Cuspinera repasó conceptos como la desventaja numérica, la presión psicológica (solo hay cinco segundos para sacar) o la percepción especial ("desde la línea de fondo estamos viendo el baloncesto al revés") antes de enumerar las tres zonas de recepción preferente: la interior (junto al aro), la zona de salida de tiradores o la esquina del lado contrario. Y, como solución de emergencia, esta la zona de recepción de seguridad. También habló del del "muro que los jugadores ven entre la línea del aro y la de fondo", un muro que anula el tradicional triángulo defensivo.

Ante un saque de fondo toca decidir. Al atacante, "si queréis ser agresivos con la entrada del balón para intentar anotar o solo ponerlo en el campo para después jugar". Al defensor, "¿qué queréis proteger, al tirador o el aro?" Porque Jota Cuspinera rechazó la habitual postura de defender al sacador en paralelo... con una excepción, cuanto están a punto de terminar los cinco segundos y se trata de dificultar el pase de emergencia. A lo largo de la charla, el actual entrenador del Movistar Estudiantes mostró ejemplos en vídeo, con un aviso a los entrenadores de equipos en categorías de formación: "No se trata de reproducir todo esto, sino de no hacer lo contrario".

El Clinic de Navidad continuó el jueves con la charla de Sasha Stratijev sobre creatividad e improvisación. Lo primero es conocer los objetivos del entrenador: "Conseguir un juego eficaz  y generar el mayor número de dificultades al ataque del contrario". Para ello hay que trazar un plan porque "el entrenador crea el juego para todo el equipo, es el creador del juego". En ese plan hay varios elementos (velocidad, agresividad...), pero el principal es "que jueguen todos, que participen todos", siempre dentro de un "ambiente de trabajo, no de miedo". Para Stratijev, existen dos tendencias en los entrenadores, una más cerrada y otra con más variantes y soluciones, que fomenta que el jugador aprenda a leer el juego y participar. "El equipo que saber leer el juego tiene mayor variedad", señaló.

Sasha Stratijev también afirmó que "la creatividad genera al jugador, jugadores que inventan algo... La improvisación genera sorpresa y eficacia, pero muchas veces el jugador improvisa y el entrenador le sienta". No es el caso del Efes turco de Ergin Ataman, que tomó como ejemplo en esta segunda charla: "Ataman utiliza muy bien a los jugadores. La defensa del equipo es muy buena, pero, sobre todo, tiene un gran ataque y fomenta la improvisación". Mediante vídeos, el ponente mostró el playbook del técnico turco, con posesiones muy rápidas y variantes en en función de la defensa rival "porque la improvisación es saber leer el juego, ver la situación, interpretar y actuar". Para terminar, un consejo a los entrenadores de base: "Tristemente, el baloncesto se hace cada vez más complicado. Hacer que el juego sea simple os va a ayudar mucho".

La cuarta y última charla del clinic corrió a cargo de Santiago Alejandro, que explicó el proceso para construir una defensa individual en un equipo infantil. Ante todo, hay que conocer el equipo y sus objetivos: "¿Qué jugadores tengo y de qué base parten? ¿Cuál es el objetivo del equipo? ¿Qué estructuras defensivas solemos encontrar en esta categorías?" Conociendo el nivel técnico-táctico del equipo y la categoría, se trata de diseñar el proceso de enseñanza, en progresión, desde situaciones básicas (1x0, 1x1...) al 5x5 y fundamentos colectivos avanzados. Paso a paso porque "hay que dominar lo fácil para conseguir lo difícil, ir de lo concreto a lo global".

Con la ayuda de esquemas, Santiago Alejandro mostró a los alumnos de los cursos algunos conceptos básicos en la defensa al atacante con balón (orientación del defensor, distancia, uso de las manos...) y al atacante sin balón (construcción del triángulo defensivo, lado fuerte y lado débil...). También destacó el trabajo del rebote y la importancia de la comunicación antes de proponer una batería de trece ejercicios en progresión: desde el 1x1 con balón, con el objetivo de cerrar el centro, hasta el 4x4 continuo, introduciendo poco a poco situaciones de mayor complejidad. Una charla de alto contenido didáctico para cerrar el tradicional clinic navideño.


Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: