Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Senior

Un Ciudad de Móstoles muy sólido pide paso



Sólido como una roca en defensa y efectivo en ataque, el Ciudad de Móstoles gana billetes en la lotería de la #LigaVIPS. Los mostoleños repitieron victoria ante el Saltium Alcorcón Basket, ¡y ya van once!, gracias al dominio del rebote y el acierto de todo el equipo. Hasta diez jugadores anotaron, con el MVP Iker Díaz a la cabeza. Los locales aguantaron a remolque casi todo el partido hasta que no pudieron seguir el ritmo en el último cuarto.


PARTIDO VIPS



Saltium Alcorcón Basket 57 (22+13+15+7): Carlos Coronado (7), Miguel Láinez (15), Pablo Muñoz (12), David Rosillo (2), Adrián Ríos (4) -cinco inicial- Félix Higes (5), Ernesto Tapia (3), Jesús Mateo, Sergio Royo (2), Juan Pasarón, Guillermo Núñez (2) y Sergio Sanz (5).


Ciudad de Móstoles 78 (23+19+19+17): Roberto Maroto (6), Álvaro Pascual (9), David Soto (8), Nicolás Justicia, Adrián Peral (3) -cinco inicial- Iker Díaz (17), Juan Carlos Lores (2), Gabriel Ramírez (10), Carlos Triguero (11), Miguel Mayorga, Cristóbal Gana (8) y Jorge Gamero (4).


Árbitros: Balandro y Alejandro.

MVP del partido: Iker Díaz (Ciudad de Móstoles), 17 puntos, 1 rebote y 19 de valoración en 18:53 minutos.

Estadísticas en SWISH (NBN23)




Después de dos derrotas consecutivas, el Alcorcón Basket necesitaba remontar el vuelo y empezó bien, con la rápida canasta de Pablo Muñoz. La alegría duró poco. Un triple de Roberto Maroto y un 2+1 de Álvaro Pascual pusieron el marcador en 2-6 cuando aún no habia transcurrido el primer minuto. Era, en cualquier caso, un comienzo prometedor para el público que acudió a La Canaleja, con ataques rápidos y acertados. Los locales tardaron otro minuto en empatar (6-6). Los dos equipos apuntaban directamente a canasta, sin cortarse, y el 8-8, de Adrián Ríos, fue un buen ejemplo. Desde el principio, los mostoleños mostraban su solidez bajo el aro, donde sacaban una falta tras otra, y así, punto a punto, tomaron la delantera (8-11 a 6:22). Sin embargo, dos rápidas contras locales dieron la vuelta al marcador. El parcial llegó a 8-0 (16-11) antes del tiempo muerto de Manu Pastor y se prolongó después con dos puntos de Pablo Muñoz. El técnico visitante tiró de banquillo y la reacción mostoña se reflejó en un 0-10. Un comienzo de rachas para cerró el primer cuarto con igualdad casi absoluta: 22-23.

El segundo comenzó con menos acierto anotador, hasta que Iker Díaz aumentó la ventaja mostoleña desde el lateral. Cristóbal Gana cerraba el paso bajo el aro, por lo que los locales lo intentaban desde fuera, pero sin posibilidad de segundas opciones. El rebote era mostoleño. Por eso, la renta visitante creció hasta 22-29 a 7:30 antes de la pausa solicitada por Goyo Santano. Después, Gabriel Ramírez lanzó aún más a su equipo y Cristóbal Gana levantó al banquillo con un mate a una mano (22-33). Desde atrás, desde el rebote defensivo, el Ciudad de Móstoles parecía adueñarse del encuentro. Sin embargo, coincidiendo con el descanso de Cristóbal Gana, el Alcorcón Basket supo cambiar el ritmo y acercarse (28-33 a 3:30), aunque no pudo evitar el 35-42 del descanso. Un intervalo que vio la primera #Cachocanasta de la Liga VIPS.

Un triple de Iker Díaz aumentó la ventaja visitante nada más empezar la segunda mitad. La respuesta local fue inmediata porque el partido era un pulso (todavía) sin dueño. A favor del Ciudad de Móstoles seguía jugando su solidez interior. De hecho, Miguel Láinez tuvo que elevar el balón sobre la defensa para hacer el 40-47. Esa superioridad en la pintura permitía a los mostoleños caminar por delante (40-49 a 6:12) y se reflejó en otro mate de Cristóbal Gana que rompió la barrera de los diez. El Alcorcón Basket lo intentaba, pero cada vez estaba un pasó más atrás (43-57 a 3:04). El Ciudad de Móstoles llegó a los 15 puntos de ventaja (46-61), aunque el encuentro llegó al último cuarto con 50-61. Pero los visitantes no daban tregua y lo demostraron con un 0-5 nada más empezar ese último acto. Con 50-66 a 6:48 para el final, ya parecía muy difícil que las cosas cambiaran, sobre todo porque el Ciudad de Móstoles no ofrecía ningún síntoma de debilidad. Todo lo contrario. Es más, en los últimos minutos, y pese a los (precipitados) intentos locales, la brecha se abrió hasta el definitivo 57-78. El Ciudad de Móstoles (11-6) refuerza su puesto entre los mejores del grupo Impar, mientras que el Alcorcón Basket (9-10) está en la frontera de unos playoffs más caros que nunca.


Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: