Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - FBM - Senior

San Agustín del Guadalix suma la victoria más difícil



En la prórroga y remontando once puntos en el último cuarto, el San Agustín del Guadalix superó al Ciudad de Móstoles por 80-78 y prolongó su racha al frente del grupo Impar de la Liga VIPS masculina. Siete de siete para un líder que llegó a ir trece abajo (41-54), pero peleó hasta el final para llevarse un partido que reflejó, una vez más, la enorme igualdad de la competición.


PARTIDO VIPS


San Agustín del Guadalix 80 (16+23+15+18+8): Adrián Díaz (24), Diego Jiménez (9), Jorge López-Diéguez (21), Gabriel Álvarez (2), Francisco Javier Elgué (2) -cinco inicial- Rafael Pérez, Nelson Machuca, Francisco Javier González (11), Maximilian Leton (2), Hugo Fernández-Montenegro, Sergio Vaquerizo (9) y Daniel Carvajal.


Ciudad de Móstoles 78 (17+26+22+7+6):  Roberto Maroto (10), Juan Carlos Lores, Carlos Triguero (10), Miguel Mayorga (3), Álvaro Pascual (2) -cinco inicial- Iker Díaz, Juan José Gutiérrez (6), Samuel Z. Adrados (6), David Soto (3), Cristóbal Gana (16), Jorge Gamero (4) y Nicolás Justicia (18).
 
Árbitros: Andrés y Balandro.


MVP del partido: Adrián Díaz (San Agustín del Guadalix). 24 puntos, 5 rebotes y 28 de valoración en 43:46 minutos.

Estadísticas en SWISH (NBN23)

El Ciudad de Móstoles llegaba a San Agustín del Guadalix con la intención de cortar la racha del líder y Roberto Maroto lo confirmó con una rápida canasta nada más empezar el partido. La defensa mostoleña frenó el primer ataque del líder, pero no el segundo, un triple de Adrián Díaz. No obstante, a los tres minutos y medio de juego, el Ciudad de Móstoles mandaba por 3-9 cerrando el rebote atrás y muy directo delante. Se trataba de robar y mirar al aro... El tiempo muerto de César Díaz fue el primer aviso de que las cosas no iban bien en el bando local. Había que buscar soluciones. Los mostoleños llegaron a ponerse en 3-11 antes del rebote ganado por Jorge López-Diéguez que valió dos puntos desde los tiros libres. Y, poco después, un 2+1 de Adrián Díaz estrechó el marcador (8-11). Sin embargo, dos triples consecutivos, de Nicolás Justicia y Juan José Gutiérez, volvieron a lanzar a los mostoleños. La entrada de Paco González reforzó el juego interior de los locales y abrió el camino a la primera remontada. El primer cuarto se cerró con un mínimo 16-17 y el segundo empezó con la canasta que daba la primera ventaja a los locales.


El San Agustín del Guadalix había cogido el ritmo al partido, pero el Ciudad de Móstoles no lo iba a poner nada fácil, por lo que el encuentro se convirtió en un intenso pulso (20-20 a 7:45). Los visitantes intentaron mantener la iniciativa en el marcador con el músculo de Cristóbal Gana, que sacó una falta tras otra en la pintura. Sin embargo, los locales siempre estaban a un paso (29-33 a 3:50). Un triple de Samuel Adrados lanzó al Ciudad de Móstoles hasta 31-37 y, tras la reacción local, otro dos, de David Soto y Adrados, llevaron al 35-43. Después, otra escalada local y el encuentro, cada vez más intenso, llegó al descanso con 39-43.

La segunda mitad comenzó con el Ciudad de Móstoles estirando la cuerda. Los dos equipos miraban de frente al aro, pero los mostoleños estaban más acertados. El triple de Nicolás Justicia supuso el 41-48 y el rebote de Cristóbal Gana el +9. Los visitantes volvían al principo, a robar y correr... y así alargaron la brecha hasta una máxima diferencia de 41-54 antes de que el triple de López-Diéguez cortara su racha. Los locales necesitaban arriesgar y lo hicieron para recortar poco a poco, de -13 a -6 (50-56 a 3:24), pero esta vez se quedaron a medio camino. A la carrera, el Ciudad de Móstoles volvió a escaparse: 50-61 a 2:03 y 54-65 al final del tercer cuarto.

 Pese al acierto de Adrián Díaz, ya en 20 puntos, los locales no podían con un rival que tenía a Cristóbal Gana y Nicolás Justicia como hombres fuertes y la defensa como arma colectiva. El líder tenía que jugársela sí o sí. Un triple de López-Diéguez allanó el camino; a 5:35 para el final, el marcador ya estaba en 61-67... y con 63-67 y cinco minutos por delante Manu Pastor paró el crono. El choque se encaminaba a un final apretado, sobre todo tras el 67-69 del inagotable Paco González. Los dos equipos apretaban: si Nicolás Justicia voló hacia el aro, Sergio Vaquerizo repitió la jugada en el contrario. El partido entró en el último minuto con 69-72 y la presión local llevó al empate con 16 segundos por delante. Los mostoleños no acertaron y... ¡prórroga! Un tiempo extra de emoción e igualdad (como toda la Liga VIPS), que empezó con ventaja visitante (74-76 a 2:27), volvó a igualarse (78-78 a 1:08) y llegó a los últimos ocho segundos con el líder dos arriba (80-78), suficiente para encadenar la séptima.


Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: