Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - Internacionales

España desata su talento



Felipe Reyes (18 puntos), Pau Gasol (14), Rudy Fernández (12), Willy Hernangómez (10)... En un Madrid Arena lleno y entregado, España venció a Venezuela por 80-65 en el cuarto encuentro de la Ruta Ñ. Un partido en el que el talento y el juego colecti...

EspanaVenezuela2016 Foto1Felipe Reyes (18 puntos), Pau Gasol (14), Rudy Fernández (12), Willy Hernangómez (10)... En un Madrid Arena lleno y entregado, España venció a Venezuela por 80-65 en el cuarto encuentro de la Ruta Ñ. Un partido en el que el talento y el juego colectivo superaron a la fuerza física y las individualidades. Primero fue Felipe Reyes, apoyado en las asistencias de Pau, quien rompió el equilibrio inicial; después el de Sant Boi ofreció una exhibición para estirar la cuerda en el tercer cuarto y, por último, Rudy deleitó al público madrileño con su acierto desde larga distancia. Todo ello dentro de un juego coral que deja buenas sensaciones para los Juegos de Río.



 

 

España 80 (18+16+22+24): Pau Gasol, Rudy Fernández, Sergio Llull, Nikola Mirotic, Ricky Rubio -cinco inicial- Sergio Rodríguez, Juan Carlos Navarro, José Manuel Calderón, Felipe Reyes, Víctor Claver, Willy Hernangómez, Fernando San Emeterio y Alberto Abalde.

Venezuela 65 (12+13+19+21): Miguel Marriaga, Gregory Vargas, John Cox, José Vargas, Windi Graterol -cinco inicial- Gregory Echenique, Dwight Lewis-Padrón, Luis  Bethelmy, Miguel Ruiz, Heissler Guillent, Anthony Pérez y Néstor Colmenares,

Árbitros: Miguel Ángel Pérez, Luis Miguel Castillo y Susana Gómez.

Estadísticas

Galería de fotos (FEB)

Presidió el partido el rey Felipe VI. Antes de comenzar el partido se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los atentados de Munich y Kabul. La FEB ofreció dos homenajes: a Rudy Fernández por sus 200 partidos como internacional y a Juan Manuel Martín Caño, que se despedirá como jefe de equipo de la selección absoluta tras los Juegos de Río después de 14 años y más de 230 partidos.

El serio examen para la selección española, ante todo un campeón continental como Venezuela, comenzó con un fuerte ritmo. El físico de los venezolanos exigía mucho a los jugadores de Sergio Scariolo, obligados a esforzarse al máximo desde el principio. Un triple de Windi Graderol confirmó que Venezuela no iba a poner las cosas fáciles. También su asfixiante presión en defensa. El primer punto, de Pau Gasol desde la línea de tiros libres, costó mucho. A 4:30 para el final del primer cuarto, Venezuela mandaba por 1-5 en un encuentro atascado, que comenzó a abrir Ricky Rubio desde la línea de tres. Fue el primer destello. Después apareció la figura de Felipe Reyes y el partido se dio la vuelta, de 1-5 a 8-5, en un visto y no visto. España comenzaba a desplegar su mejor baloncesto y el parcial se amplió hasta 10-0 (11-5). Aunque el primer cuarto se cerró con un (más ajustado) 18-12, dejó sensaciones muy positivas.

EspanaVenezuela2016 Foto2Sergio Llull, Víctor Claver y Pau Gasol, en una pausa del partido.

España respondía al físico de los venezolanos con talento, pero el campeón de América seguía siendo un rival duro, como demostró al comienzo del segundo periodo. El marcador no terminaba de abrirse (18-14 a 7:58) pese a la magia del Sergio Rodríguez o la combinación de trabajo más acierto de Reyes. Solo a base de insistir una y otra vez, y de sacrificio en defensa, España enlazó un nuevo parcial. El mate a una mano de Willy Hernangómez significó el +10 (24-14) a 6:33 para el descanso y una canasta inverosímil de Pau el 29-16 a 4:02. España se escapaba, aunque otro intento de reacción venezolano, como siempre mediante acciones individuales y músculo, sirvió para recortar hasta 31-25 antes del triple de Fernando San Emeterio, el 34-25 del descanso

En el tercer periodo continuó el pulso, al principio con la diferencia casi estabilizada en la frontera de los diez puntos (40-30 a 6:29). Néstor Colmenares tiraba de Venezuela y Pau Gasol de España en un encuentro muy movido, con ataques rápidos y sin tiempo para la pausa. El español, sensacional, pudo más que el venezolano y a los seis minutos de juego, la ventaja había crecido hacia +15 (49-34). El descanso del líder de la selección fue aprovechada por los venezolanos para recortar hasta 56-44, aunque también permitió a Hernangómez crecer sobre la pista, algo muy necesario para la cita de Río. España parecía tener controlado el encuentro, pero Venezuela era un equipo incómodo, loco, casi de street basket, lo que dio un punto de incertidumbre al último periodo. De hecho, los venezolanos llegaron a romper la barrera de los diez (59-50), pero España sacó más recursos de la chistera, como el triple de Niko Mirotic, la solidez de un Hernangómez cada vez más cómodo o un banquillo que respira calidad por los cuatro costados. Con 68-52 a 3:50, la victoria no peligraba y el espectáculo no había decaído. El público disfruto con el mate del venezolano Colmenares y, sobre todo, con la exhibición de tiro de Rudy (4 de 5 en triples).

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad: