Publicidad:
Publicidad

EN JUEGO - Internacionales

Corazón, cabeza... ¡y una plata para la historia!



Controlaron a Estados Unidos durante 25 de los cuarenta minutos (38-33 al descanso, 48-42 mediado el tercer cuarto...) y compitieron hasta el definitivo 67-79... En la final del Campeonato del Mundo U17, los jóvenes jugadores dirigidos por Javier Zamora volvieron a demostrar su enorme corazón y salieron del Carpena con la cabeza alta, con una plata para la historia de nuestro baloncesto. Esta vez Aday Mara y Hugo González fueron los máximos anotadores de la selección con 16 puntos, uno menos que el del partido, el estadounidense Jeremy Fears Jr. Fotos: FEB.


Estadísticas de la final (FIBA)


La final empezó de la mejor forma posible con cuatro puntos seguidos de Izan Almansa, el segundo tras asistencia de Hugo González, el único nacido en 2006 y titular en la gran final. Estados Unidos no tardó en reaccionar, pero la selección aguantó (6-6), demostrando que llegaba a la cita aspirando a todo. Almansa y Álvaro Folgueiras se multiplicaban en el rebote, Hugo González acompañaba en ataque y la defensa obligaba a los estadounidenses a tiros forzados, casi siempre desde lejos. En el otro aro, Folgueiras probó la larga distancia por iniciativa propia... ¡y acertó! Con seriedad detrás y descaro delante, la selección de Javi Zamora llegó a ponerse cinco arriba (13-8). Los americanos tuvieron que meter una marcha más, pero el intento de alley opp no entró y el matazo del cadete Hugo González sí, el 15-11. Era la prueba definitiva de que España estaba a la altura de su rival. De hecho, con 20-13, el técnico americano, Lamar White, tuvo que parar el crono, pero el marcador no varió en el primer cuarto.

La selección había avisado, pero el camino era muy largo. Los estadounidenses lo demostraron nada más empezar el segundo periodo con una canasta rápida, que España contestó enseguida... A los dos minutos, la distancia era la misma (24-17). Presionando en defensa, Estados Unidos recortó, aunque no evitó la penetración de Lucas Langarita ni la posterior de Almansa. Otra vez siete: 29-22. La selección estadounidense, absoluta dominadora de la categoría, tenía que emplearse a fondo para intentar reducir distancias. Su primer triple, de David Castillo, supuso el 33-31. España aguantaba, como hizo Hugo González con el balón para sacar la falta. Fue el inicio de otro estirón (38-31) ante una rival algo nervioso. Al descanso, 38-33.

Conrad Martínez alargó la ventaja española al comienzo de la segunda mitad. Los jugadores de Javi Zamora aguantaban la ofensiva de su rival. Así lo hizo Hugo González contestando el triple de Ron Holland con otro triple. Y, poco después, Aday Mara anotó bajo el aro el 45-38. España mantenía la concentración ante una selección americana que jugaba a ráfagas... y, mediado el tercer cuarto, seguía por detrás (48-42). Pero el partido entraba en su momento decisivo y los estadounidenses lo sabían. En apenas un minuto se pusieron a un paso (48-46) provocando el tiempo muerto de Zamora; tras la pausa empataron y, poco después, se adelantaron por primera vez. Con 49-54, en plena racha americana, el seleccionador español volvió a parar el juego. La presión hacía mucho daño. Conrad Martínez supo escaparse, pero el 51-62 del tercer cuarto, tras el triple de Karter Knox, ponía la final cuesta arriba. Cuatro minutos habían lanzado a los americanos, pero aún quedaban diez...  Hugo González alimentó las esperanzas con un triple nada más empezar y Aday Mara las mantuvo con un gancho. A 6:22 para el final, tras el mate de Mara, el marcador estaba en 59-66. Había opciones. En el tramo final, el pívot del Casademont Zaragoza se convirtió en el principal argumento ofensivo de la selección ante un combinado USA que mantenía las distancias (63-71). España lo intentaba de todas las formas posibles, pero las piernas ya pesaban y enfrente había un duro, durísimo rival... El oro para Estados Unidos, la plata y el reconocimiento unánime para España.

Galería
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad
Publicidad:
Publicidad: